Mayté Parro
Monclova, Coah.- Decenas de comerciantes ambulantes que comercializan "fayuca" y artículos usados, encabezados por su líder Melva Farías, se manifestaron en el Palacio Municipal para denunciar el desempeño irregular y corrupto de los inspectores municipales Javier Ibarra e Isidro Hernández.
La dirigente de cerca de 800 comerciantes en pequeño establecidos en las "pulgas" de las colonias Hipódromo, Praderas y Miravalle, aglomeró a sus representados en las afueras de la Sala de Cabildo de la Presidencia Municipal, para denunciar a los dos malos empleados públicos, acusados de permitir el crecimiento desmedido de fayuqueros a cambio de un pago.

"Hasta eso, son poquiteros, les piden a los interesados 20 o 30 pesos, en su mayoría son foráneos. Sabemos que todos tenemos derecho a trabajar porque tenemos necesidad, pero de manera ordenada, que les manden a un área especial para ellos", señaló Melva Farías.

Expresó que ambos inspectores Javier Ibarra e Isidro Hernández presentan un mal comportamiento frente a los pulgueros, a los que tratan con prepotencia cuando acuden a cobrarles los 8 pesos por el pago diario de piso.

Explicó que los empleados municipales desacatan las instrucciones del alcalde Pablo González y del secretario del Ayuntamiento, Josué Martínez, quienes han prohibido el crecimiento del ambulantaje.