La zona azul en el centro de la imagen representa la reciente aparición de las corrientes de agua fría en el ecuador. Foto: Especial /NASA
El Universal/EFE
La Organización Mundial de la Meteorología percibe débiles condiciones del fenómeno climático en el Pacífico tropical
La Organización Mundial de la Meteorología (OMM) informó que percibe débiles condiciones de "La Niña" en el Pacífico tropical, que probablemente no se intensificarán notablemente en los próximos meses, por lo que no habría impacto en las condiciones meteorológicas.

El fenómeno de "La Niña" es esencialmente opuesto al de "El Niño", pues los vientos en la zona occidental del Pacífico se aceleran por lo que el agua fría que normalmente existe a lo largo de la costa de América del sur se extiende a la parte central del Pacífico ecuatorial, explica la agencia espacial estadounidense (NASA).

Ambos eventos cambian los patrones climáticos globales, modifican las precipitaciones tropicales y  la circulación atmosférica, lo que a su vez puede incidir en las condiciones de muchas partes del mundo.

La última imagen de la superficie del Océano Pacífico de la NASA con fecha 11 de junio 2010, mostraba que la zona tropical había pasado de caliente (rojo) al frío (azul) durante el últimos meses.

La zona azul en el centro de la imagen representa la reciente aparición de las corrientes de agua fría al ecuador. Los restos de agua tibia, producidos por "El Niño", se mostraban en rojo y amarillo, todavía persistían en el norte y al sur del ecuador en el centro de la imagen.

Este martes la Organización Mundial de la Meteorología dijo que "casi con seguridad el fenómeno de `El Niño' no aparecerá durante la segunda mitad del 2010.

"Estamos al borde del episodio de 'La Niña', y es probable que ocurra un episodio de este fenómeno en la segunda parte de 2010, aunque también se puede regresar a condiciones neutrales", dijo en conferencia de prensa el experto de la OMM Rupa Kumar Kolli.

"Tenemos condiciones leves de 'La Niña', leve pero las temperaturas no son adecuadas para declarar el fenómeno", agregó.

A mediados de junio, la temperatura de la superficie marítima descendió 0.5 grados centígrados por debajo del nivel normal en el Pacífico central y ecuatorial, cerca del nivel de las condiciones de "La Niña", lo que se corroboró con la imagen satelital de la NASA.

Del mismo modo, la OMM apreció que existen temperaturas inferiores a la media por debajo de la superficie marítima en la misma zona.

Así, aunque parece probable que las condiciones de "La Niña" intensifiquen su desarrollo en los próximos meses, su ritmo y su magnitud persiste incierto, sin indicaciones hasta el momento de algún evento brusco relativo a la temperatura de la superficie marítima.