Notimex
Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI advirtió hoy que en el mundo moderno existe un intento del demonio por hacer creer al hombre que 'deshacerse' de Dios lo hará grande y le dará libertad.
Al encabezar una ordenación episcopal en la Basílica de San Pedro del Vaticano, en la festividad de los arcángeles Gabriel, Miguel y Rafael, el Pontífice profundizó sobre la lucha entre el bien y el mal en la sociedad moderna.

'(Existe un) continuo intento de la serpiente de hacer creer a los hombres que Dios debe desaparecer para que ellos puedan ser grandes, que Dios obstaculiza nuestra libertad y por eso debemos deshacernos de él', señaló.

'Quien abandona a Dios -agregó- no hace grande al hombre sino que le quita su dignidad, el hombre se convierte así en un producto mal logrado de la evolución, quien acusa a Dios acusa también al hombre'.

Durante la homilía, ante más de cuatro mil fieles, el líder religioso llamó a todos los seres humanos a 'convertirse en ángeles los unos para los otros, ángeles que quiten los caminos errados y que orientan siempre de nuevo hacia Dios'.

Estableció que la fe en Dios 'defiende al hombre en sus debilidades y insuficiencias' e indicó como tarea del obispo hacer espacio a Dios en el mundo 'contra las negaciones y de defender así la grandeza del hombre'.

'Estamos amenazados por la ceguera de Dios, cuánto grande es el peligro que, frente a todo lo que sobre las cosas materiales sabemos y con ellas somos capaces de hacer, nos volvemos ciegos a la luz de Dios', sentenció.