Miami, EU.- Señala un informe que el régimen dictatorial del Presidente de Venezuela se empeña en consolidar su proyecto con acciones sistemáticas para el control social
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tiene la intención de aniquilar la libertad de expresión e información para imponer un "dominio intelectual y político similar a la dictadura cubana", afirma un informe preliminar presentado hoy a la SIP.

El informe señaló que "la vigencia de la libertad de expresión e información que periodistas y medios de comunicación independientes ejercemos con dignidad y defendemos a todo riesgo en Venezuela representan derechos constitucionales y valores democráticos que el régimen que gobierna en nuestro país intenta suprimir definitivamente".

"El régimen dictatorial de Chávez se empeña en consolidar su proyecto con acciones sistemáticas para el control social asignando la mayor importancia a la hegemonía sobre los medios de comunicación", agregó.

La pretensión del régimen de Chávez es, afirma el documento, "uniformar el contenido, los mensajes, deformar los valores y principios de la democracia y la pluralidad, tratando de desconectar al pueblo de la realidad nacional y universal e imponer un dominio intelectual y político semejante a la dictadura cubana".

En el debate en la asamblea de la SIP, Miguel Henrique Otero, director del diario El Nacional, destacó que lo más preocupante actualmente en Venezuela es el efecto que tendrá la reforma constitucional "porque cambiará las bases de la sociedad venezolana" .

"Es una reforma constitucional que amenaza directamente a la propiedad privada y permite el control de los medios de comunicación con lo que se eliminará la prensa libre" , señaló Otero.

Marcel Granier, presidente de Radio Caracas Televisión, destacó "el lenguaje de odio y el mensaje de exclusión que emana del gobierno de Venezuela que está contagiando algunos países latinoamericanos" .

Granier solicitó el apoyo de la SIP contra los atropellos a la libertad de expresión y criticó la falta de solidaridad de algunos medios que "todavía no se han enterado que después de 53 años RCTV ya no emite" .

"Entiendo que algunos medios sientan el peso del poder intimidatorio del presidente Chávez" , dijo Granier, quién citó en concreto las "críticas delictivas" recibidas por Gustavo Cisneros, propietario del canal privado Venevisión, en mayo de 2004.

"Chávez acusó públicamente a Cisneros de ser el jefe del golpe de estado del 2002 y lo llamó capo" , señaló Granier, que hoy recibe el Gran Premio de la SIP por su defensa de la libertad de prensa.

Tras las palabras de Granier, David Natera, director del diario El Correo del Caroní, denunció a "quiénes en Venezuela están traficando con los valores democráticos. El oportunismo ha sido condenado y censura por la conciencia democrática" .

El estado de prensa en la nación suramericana fue analizado en la 63 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) , país que junto a Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua centra la atención del evento.