Notimex
Montreal.- El cierre temporal de la central nuclear de Chalk River en Canadá, donde se fabrican los isótopos radioactivos medicinales, está afectando el abastecimiento de hospitales canadienses y de muchos países.
Los radioisótopos de esta central constituyen del 35 al 45 por ciento del total mundial utilizado para diversas funciones en la medicina nuclear, y su producción se paralizó hace tres semanas, cuando se puso fuera de servicio un reactor nuclear.

Este reactor, según la empresa Energía Atómica de Canadá Ltd., estará sin funcionar hasta enero próximo.

Los hospitales canadienses han disminuido o cancelado muchos tratamientos que requieren de esos radioisótopos.

Pocos países pueden producir este tipo de isótopos radioactivos, y se espera que los proveedores europeos logren sustituir el mercado mientras entra en operaciones el reactor de Chalk River, según autoridades médicas canadienses.

Los radioisótopos son utilizados en el diagnostico de enfermedades cardiovasculares y cáncer, entre otras más.