Cleveland.- Llegó la hora de destapar la champaña. Los Indios de Cleveland, que comenzaron el año en forma algo extraña con un partido inaugural en el que nevó, coronaron una temporada inolvidable en el Jacobs Field, conquistando un banderín bajo un intenso sol.
Jake Westbrook ponchó a nueve, una marca en su carrera, y Grady Sizemore conectó cuatro hits para ayudar a que los Indios, que el año pasado concluyeron en cuarto puesto, aseguraran su primer título en el Centro de la Liga Americana desde el 2001 con un triunfo por 6-2 sobre los Atléticos de Oakland.

Boston aseguraron el sábado al menos el boleto comodín de la Americana.

Cuando el relevista venezolano Rafael Betancourt ponchó a Mark Ellis de Oakland para el último out y su segundo salvamento, el público de 40.250 personas vitoreó como un solo hombre y el derecho se arrojó a los brazos del catcher, su compatriota Víctor Martínez, al tiempo que los Indios saltaban al diamante para celebrar.

Después de que no lograron asegurar el banderín el sábado ante un estadio lleno, los Indios no quisieron decepcionar a sus seguidores en un día que fue dedicado a la fanaticada.

Cleveland anotó cuatro carreras en el cuarto episodio y alcanzó una ventaja de 6-0 ante Dallas Braden (1-8), el derrotado.

El dominicano Johnny Peralta y Jason Michaels pegaron sencillos para abrir el cuarto inning y ambos anotaron cuando Casey Blake, cuyo cuadrangular el lunes en el 11mo capítulo ante Detroit selló el destino de los Tigres, bateó un doble.