Desde las 11.00 hora local (09.00 GMT), unas cien personas, según los medios de comunicación italianos, en su mayoría miembros de la llamada "Curva Sur" de aficionados del equipo, expresan su desacuerdo con la política del club, propiedad de Silvio Berlusconi, con cánticos y lanzando, incluso, algunos gases.
Roma, Italia.- Un grupo de aficionados del Milán se manifestaron hoy ante la sede deportiva del equipo, Milanello, a la vuelta de las vacaciones de los jugadores para protestar contra la venta del brasileño Kaká al Real Madrid y la política ahorrativa de fichajes que está haciendo el club.

Desde las 11.00 hora local (09.00 GMT), unas cien personas, según los medios de comunicación italianos, en su mayoría miembros de la llamada "Curva Sur" de aficionados del equipo, expresan su desacuerdo con la política del club, propiedad de Silvio Berlusconi, con cánticos y lanzando, incluso, algunos gases.

En uno de los carteles utilizados en la concentración, los aficionados milanistas piden a los directivos de su club que primero piensen en el Milán y después en sus intereses particulares.

Estas protestas coincidieron con la llegada de los jugadores del equipo a la vuelta de sus vacaciones, en una primera jornada de trabajo en la que los futbolistas estuvieron entrenándose en el gimnasio y pasando controles deportivos.

A las 15.00 hora local (13.00 GMT) está prevista la presentación oficial del equipo para la próxima temporada, en la que no estará Kaká, uno de los multimillonarios fichajes del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Por el momento, el Milán no ha conseguido concretar ningún fichaje de envergadura, tampoco al media-punta que pueda suplir la plaza dejada por el brasileño.

Este fin de semana el vicepresidente del club, Adriano Galliani, viajó a la isla de Mallorca para reunirse con Pérez y abordar el traspaso del delantero holandés Klaas-Jan Huntelaar, una operación que por ahora no se ha concretado.