Notimex
México.- A nueve años de iniciado el Programa Para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), México tiene mucho por hacer para ofrecer a sus niños y jóvenes las herramientas indispensables para crecer, desarrollarse y participar en un mundo cada vez más integrado y competitivo, estimó José Angel Gurría.
El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó que aunque han logardo algunos avances, persisten deficiencias importantes en materia de los logros educativos.

Por ello, dijo, resulta clara la necesidad de ampliar y reforzar acciones que permitan mejorar el nivel de vida y oportunidad de desarrollo individual y colectivo de los mexicanos.

Al darse a conocer los resultados de la prueba PISA aplicada a niños entre 15 y 16 años en 2006, el representante del organismo internacional resaltó que la experiencia de otros países indica que dicha evaluación debe ser una palanca para impulsar mejoras significativas en tiempos relativamente cortos.

En una teleconferencia dictada desde París, expuso que esto no es una tarea fácil, pero aseguró que es posible lograrlo porque existen naciones que lo han hecho.

El ex secretario de Hacienda estableció que la información detallada y rigurosa es muy valiosa, pero también lo es la participación de la sociedad y la disposición y valor para asumir con inteligencia costos y desafíos que suponen transformar inercias arraigadas.

Sostuvo que la calidad educativa es un asunto que compete a todos, pues la mejoría educativa implica un desafío mayor que se debe remontar con visión, determinación, consistencia y cooperación.

Gurría Treviño mencionó que el gobierno de México y la OCDE han trabajo en los últimos meses en la indentificación de las acciones que el país debe emprender para avanzar con rapidez hacia una mejor calidad educativa.

Recordó que la OCDE presentó un primer diagnóstico sobre la situación educativa y seguirá aportando a México insumos para la discusión nacional sobre los retos pendientes en materia de política educativa.

El ex funcionario mexicano celebró el compromiso del gobierno de México en la evaluación rigurosa, imparcial y sujeta a estándares internacionales, así como su adhesión al proyecto TALIS que ofrecerá información detallada, respecto del perfil de sus cuerpos docentes.