Aracely Chantaka
Monterrey, NL.- La situación de los latinos ha cambiado mucho en los Estados Unidos, ahora se atreven a mostrar su identidad sin vergüenza, es decir, que han salido del clóset.
Lo anterior lo afirmó Néstor Rodríguez, el primer catedrático mexicoamericano que se desempeña en la Universidad de Houston.

El estudioso mencionó que los latinos ya no tienen que pedir perdón por su origen como sucedía antaño.

"Inmigrantes y sociedades receptoras: fronteras, nuevas identidades y el papel de los Estados" fue el nombre de la conferencia que ofreció el catedrático en el marco del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007.

Junto con Jorge Durand y Roger Waldinger, el especialista en sociología sostuvo que se está construyendo una identidad latina en Estados Unidos.

Señaló que Texas es el estado con el mayor número de mexicanos de la Unión Americana, por lo que prácticamente podría convertirse nuevamente en territorio mexicano.

"Claro que sin dejar de pertenecer a los Estados Unidos", aclaró, sino por el gran número de connacionales que habitan en ese territorio.

El catedrático abordó en su disertación los derechos de los migrantes en la Unión Americana y criticó a este país porque dijo "no mide con la misma vara".

Mencionó que ellos siempre hablan de que no se respetan los derechos humanos en otros países, mientras que ellos tratan a los migrantes como máquinas.

"No existe una Comisión de los Derechos Humanos, esto hace más difícil hablar de la situación de los migrantes en ese país", resaltó.

Jorge Durand, quien es antropólogo estudioso de los fenómenos de migración, señaló que los mexicanos no saben emigrar a otra parte más que a la Unión Americana.

"México es enteramente unidireccional... el 98 por ciento de sus migrantes, que son aproximadamente 10 millones, se han dirigido a un solo destino: Estados Unidos", citó.