Notimex
En medio de una guerra con las compañías eléctricas, en su mayoría extranjeras, el presidente de Panamá, el millonario Ricardo Martinelli, dijo hoy que acabará con el `capitalismo salvaje` escudado en la seguridad jurídica
`Queremos empresarios, no ?empresaurios? que practican el capitalismo salvaje. Algunas empresas internacionales se esconden detrás de la llamada seguridad jurídica; pero nadie se preocupa por la seguridad jurídica del pueblo`, dijo Martinelli.

Martinelli, quien ejerce la presidencia de Panamá impulsado por cuatro partidos de derecha, se reunió el lunes con funcionarios del área de energía para dar seguimiento a medidas adoptadas en Consejo de Gabinete el domingo por la noche.

La reunión extraordinaria ministerial fue convocada por Martinelli luego de denunciar que fue `engañado` por las empresas eléctricas al hacer anunciar el mes pasado que en agosto bajaría 10 por ciento el costo de la electricidad, cuando en realidad ocurrió un aumento.

Ante esa situación, el gobierno decidió cobrar a las empresas generadoras un impuesto por el uso del agua de las hidroeléctricas, con el fin de que haya una reducción de 30 por ciento en el costo de la electricidad.

Además será eliminada la tarifa de cargo por demanda a los clientes residenciales, figura mediante la cual las compañías ganaron unos 500 millones de dólares en los últimos 10 años.

Martinelli dijo que en caso de que las disposiciones no incidan en bajar el precio de la electricidad, `vamos a regular el margen de ganancia` de las empresas del sector.

El gobierno pidió a la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO) revisar el mercado de generación de electricidad, para determinar si existen prácticas monopolísticas.

La Autoridad de Servicios Públicos (Asep) a su vez revisará los procesos de lectura, facturación, calidad técnica y atención a los clientes brindados por las empresas.