Fuertes lluvias y viento provocan deslaves y aludes en la región costa <br>Foto: Vanguardia/ Especial
El Universal
Fuertes lluvias y viento provocan deslaves y aludes en la región costa
La tormenta tropical Agatha, que se espera impacte en Chiapas de manera directa en las próximas horas, provocó en territorio chiapaneco fuertes lluvias y vientos, originando inundaciones, deslaves y derrumbes, aunque sin víctimas, en las regiones de la Costa, Sierra y Soconusco, luego azotar las costas de Guatemala.

El Sistema Estatal de Protección Civil, que el sábado desde temprano declaró alerta amarilla y activó el plan de contingencias en Chiapas, reportó en la tarde desbordamientos de ríos e inundaciones, que dejaron cientos de damnificados en las partes bajas de los municipios de Tapachula, Suchiate, Mazatán, Huixtla, Tuzantán, Villa Comaltitlán, Acapetahua, Acacoyagua y Pijijiapan, donde los pobladores se niegan a abandonar las viviendas para ir a refugios temporales.

El primer ciclón de la temporada del Pacífico se desplazaba paralelo a la costa mexicana y se espera que por la tarde de este domingo se encuentre sobre el mar a 135 kilómetros al sur-suroeste de Tapachula y a 415 kilómetros al sur-sureste de Salina Cruz, Oaxaca, generando nublados, chubascos, tormentas eléctricas aisladas y lluvias en el sureste del país.

El fenómeno, que lleva vientos de hasta 130 kilómetros por hora, incrementó la humedad en el Pacífico mexicano por lo que el Sistema de Alerta Temprana pronosticó para las próximas horas lluvias en el centro y sur de Chiapas y fuertes chubascos en Oaxaca, Tabasco y el sur de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En los primeros efectos de la cercanía del meteoro se reportó un incremento en el nivel de los ríos en Tapachula y Ciudad Hidalgo, entre ellos el Suchiate, que sirve de límite entre México y Guatemala, así como el Cahoacán y Coatán.

Inundaciones y encharcamientos

El delegado regional de Protección Civil, Julio César Cueto Tirado, informó que en el municipio de Suchiate el agua inundó hasta con 50 centímetros de agua varias casas por lo que fue necesario utilizar bombas para desalojarla, y se espera que las familias podrían ser evacuadas hacia los refugios temporales

En la zona baja de Tapachula, como Isleven, Primera Sección de Tinajas y Conquista Campesina, el agua se encharcó y se ha pedido a la población a que abandonen las zonas críticas.

Cueto Tirado dijo que en Tapachula, Cacahoatán y Unión Juárez, se reportó la caída de árboles, así como deslaves y derrumbes en las partes altas, al igual que en Motozintla, Siltepec y El Porvenir.

En las comunidades El Aguacate y Cuatro Caminos del municipio de Mazatán, las aguas del río Coatán y del Zanjón Madronal inundaron decenas de viviendas, y muchos de sus habitantes buscaron refugio con familiares cercanos.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) recomendó tener precaución debido a que las fuertes precipitaciones podrían ocasionar deslaves y avenidas súbitas en ríos y arroyos, así como el aumento en el nivel de las presas, sin descartar caída de granizo en zonas de la sierra de Oaxaca, así como oleaje elevado que podría llegar a los cuatro metros de altura en las zonas marítimas y la costera del Golfo de Tehuantepec.

En Oaxaca, el director de Protección Civil, Juan Manuel Garrido, informó que se mantienen en alerta las regiones del Istmo y la Costa donde se ha registrado fuerte oleaje y se avisó a los alcaldes de los municipios costeros que tomen las precauciones necesarias.

Según el Sistema Nacional de Protección Civil la tormenta se desplaza cercana a la costa de Chiapas y en las últimas horas de hoy podría ingresar a tierra por las costas de Guatemala, generando desbordamientos en los ríos, con inundaciones, corrientes de lodo y deslaves en Chiapas, así como lluvias en Oaxaca y Tabasco.

En Chiapas, el director general del Instituto de Protección Civil para el Manejo de Riesgos y Desastres, Luis Manuel García Moreno, dijo que se esperan más derrumbes, asentamientos de tierra y cortes en tramos carreteros y caminos.