Nueva York, EU.- El actor Javier Bardem reconoció hoy en Nueva York la importancia del papel desempeñado por su compatriota Antonio Banderas desde los años noventa para abrir las puertas de Hollywood y el cine estadounidense a los actores españoles.
"Personas como yo tenemos que agradecer a Antonio Banderas lo que hizo al dar el paso de venir a Estados Unidos. No es nada fácil hacer las maletas y venir a un país extranjero a labrarse una carrera cuando ni siquiera hablas su idioma", aseguró hoy el célebre actor español durante una charla organizada por el rotativo The New York Times en la Gran Manzana.

Bardem, que actualmente está presente en las carteleras estadounidenses con dos películas, "No country for old men" y "El amor en los tiempos del cólera", reconoció así el trabajo del actor andaluz que, según explicó, abrió las puertas para que otros actores españoles consigan tener éxito en Estados Unidos.

"Poca gente quiere ver el trabajo que ha tenido que hacer Antonio. En España somos muy celosos de lo nuestro, pero hay gente que puede ser muy mala al mismo tiempo", explicó el actor, quien recordó lo mal que lo pasaron ciertos actores españoles al tener que interpretar papeles en inglés a las órdenes de los directores Woody Allen o Milos Forman, quienes rodaron en España sus últimos filmes.

Según el actor, "quienes criticaron a Banderas, por ejemplo, sudaron gotas de sangre al tener que decir una cita en inglés", aunque en ningún momento se refirió personalmente a ningún actor o actriz en concreto.

Durante toda la charla que mantuvo con una de las periodistas estrellas del diario neoyorquino, Bardem mostró un gran sentido del humor al responder a las preguntas, primero, de su interlocutora y, después, de un público presente que dejó pequeño el auditorio que alberga el nuevo rascacielos donde se ha instalado la publicación.

Con ese agradecimiento, sin embargo, no acabaron los halagos de Bardem a Banderas, ya que, al ser preguntado por los asistentes sobre la posibilidad de debutar en los escenarios de Broadway, el español recordó "el magnífico trabajo que Banderas realizó con el musical "Nine".

"Sería un honor seguir los pasos de Antonio en Broadway. Para mí fue maravilloso decir unas líneas en inglés en una película y sería increíble hacer lo mismo sobre un escenario", dijo el actor, quien reconoció estar tomando clases de baile para la adaptación al cine que Rob Marshall prepara de "Nine" y que protagonizará junto a Penélope Cruz, "si la huelga de guionistas lo permite".

El actor español, que reconoció haber aprendido inglés "gracias a las canciones de la banda de 'heavy metal' AC/DC", habló de varios proyectos futuros y no escondió su debilidad por el actor Al Pacino y el director Martin Scorsese, con quien asegura que le encantaría trabajar.

Bardem también recorrió su trayectoria profesional, desde sus inicios con Bigas Luna hasta el hecho de trabajar con Pedro Almodóvar, en un acto en el que hizo hincapié en los papeles que le han supuesto mayor éxito, como el de Ramón Sampedro en "Mar adentro" o el del poeta cubano Reinaldo Arenas en "Antes que anochezca", que le valió una nominación en los premios Oscar como mejor actor.

El actor también se centró en explicar los pormenores de los rodajes de la cinta de "No country for old men", dirigida por los hermanos Coen y que, según anunció, no doblará en su versión en español, y de "El amor en los tiempos del cólera", de la que aseguró estar "triste" por las malas críticas que ha recibido.

Javier Bardem recibió el martes en Nueva York el premio honorífico Gotham, entregado anualmente por el Independent Feature Project, la organización de cineastas independientes más importante de EU, que le dedicó una retrospectiva en la Gran Manzana.