Foto: Archivo
Aurora Vega (Excélsior)
La Procuraduría General de la República investiga a cárteles por la presunta fabricación de medicamentos apócrifos
CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República (PGR) investiga al crimen organizado y cárteles de la droga por la fabricación de medicamentos apócrifos y su distribución en diversos estados del país, principalmente de la zona centro, precisó la dependencia en una respuesta de información pública.

La elaboración de medicamentos falsos es investigada por la PGR como parte de una diversificación de actividades del crimen organizado relacionado con el trasiego de drogas.

La dependencia federal indicó que durante 2011 se identificó y desmanteló 10 laboratorios clandestinos de elaboración de medicamentos apócrifos, logrando identificar que muchos de ellos se encuentran envasados en cajas de presentación bajo el nombre de genéricos.

Los "supuestos" medicamentos, en su mayoría no contienen las sustancias que muestran en la caja de presentación, por lo que muchos de ellos se tratan de "placebos", según precisó la dependencia federal.

En los laboratorios de medicamentos apócrifos que ha logrado desmantelar la PGR, en cooperación con otras autoridades, se han encontrado sustancias y elementos para la elaboración de drogas sintéticas principalmente metanfetaminas, lo que motivó que la dependencia iniciara varias indagatorias al presumirse que el crimen organizado y los cárteles de la droga, están diversificando sus actividades criminales a través de esta nueva modalidad.

Los medicamentos falsos que ha encontrado la autoridad para ser comercializados son presuntos antibióticos, antigripales y de los llamados "naturistas", o remedios milagro, que en su mayoría están indicados para la reducción de peso, o para el tratamiento de algunas enfermedades como la diabetes, o deficiencias inmunológicas .

La dependencia federal indicó que la ubicación de los laboratorios que han sido desmantelados se mantendrán bajo resguardo, así como el nombre de los medicamentos apócrifos hasta en tanto no concluya la investigación que se ha iniciado en contra de quién resulte responsable por daño a la salud.

En su momento, la institución ha dado a conocer a través de respuestas de información pública que existen bandas criminales trasnacionales, relacionadas con grupos delincuenciales mexicanos para llevar a cabo el contrabando de medicamentos y venderlos en el mercado nacional.

En el territorio mexicano el contrabando de medicinas, la venta de medicamentos apócrifos y caducos se ha convertido en un problema de salud pública al haber provocado el fallecimiento de por lo menos cinco personas que adquirieron en negocios establecidos y en tianguis, fármacos a precios bajos, por lo que la dependencia federal a iniciado diversas averiguaciones previas,

Hace unos meses el doctor Lucio Lastra, comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris, precisó que "a través del trabajo de investigación e inteligencia de nuestro personal, detectamos el producto que se está vendiendo en lugares establecidos y aunque revisamos todos, vamos directo con el fármaco falsificado y damos parte a la PGR para que se siga el procedimiento penal respectivo".

Bandas delincuenciales perfectamente organizadas no sólo contrabandean medicamentos de diversos países del mundo, también los fabrican con sustancias de dudosa procedencia, o comercializan medicinas caducas, las cuales vuelven a envasar y falsifican su fecha de caducidad.

Cifras de la Cofepris indican que en lo que va del sexenio se han decomisado 175 toneladas de medicinas de contrabando, caducas y apócrifas, en operativos que ha llevado a cabo la dependencia federal junto con la Secretaria de Hacienda, la PGR y la Procuraduría Federal del Consumidor.

El contrabando de medicamentos proviene de países de Asia, Europa y Estados Unidos, donde en su mayoría se han detectado medicinas envasadas en China, Indonesia, Francia, España, Portugal y ciudades de EU.

Problema de salud pública

Las autoridades han alertado de los medicamentos ilegales, por representar un peligro para la salud de las personas:

La PGR indica que la ruta de medicamentos de contrabando y que prometen la cura de enfermedades como el cáncer y otras enfermedades degenerativas, ingresan en su mayoría a través de la frontera norte de nuestro país o por vía marítima.

El problema que se enfrenta, señalan las autoridades, es la fabricación de medicamentos de los llamados "milagro", que ponen en riesgo la salud.

La entrada de medicamentos de contrabando ingresan principalmente por vía terrestre por la frontera norte del país.

De acuerdo con la PGR, la mayor problemática se concentra en estados como Baja California, Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Nayarit y Jalisco en donde se venden los medicamentos de contrabando, apócrifos y caducos.

Se ha detectado que los medicamentos apócrifos provienen de Brasil, Belice y Guatemala.