Arturo Estrada
Saltillo, Coah.- El Municipio ha puesto en marcha una estrategia para comenzar a sacar a los comerciantes de la Alameda, para lo cual se va a emplear el recién aprobado Reglamento de Mercados.
Aunque la reglamentación no es retroactiva, se está planeando que a la hora que los oferentes se acerquen a la Dirección de Servicios Concesionados a renovar sus permisos, se les apliquen las nuevas reglas.

El presidente de la Comisión de Mercados, Carlos Calderón Möeller, explicó que el documento establece que los puestos fijos y semifijos no podrán estar a menos de 200 metros de alguna vialidad, a menos de 100 metros de alguna institución de educación u hospitalaria, además de contar con la anuencia de los permisos; "y, es seguro, casi ninguno de ellos podrá cumplir con esto".

Quienes incumplan con estas normas se podrían hacer acreedores a multas por 50 días de salario mínimo, desalojo y aseguramiento de la mercancía, como lo señala el documento.

Actualmente comerciantes del lugar y Municipio se encuentran "en conflicto" porque se quiere limpiar al parque del comercio informal. Muchos de los oferentes se conectan de manera ilegal de la luz. A pesar de las recomendaciones para el uso de tanques de gas prácticamente ningún oferente las ha acatado. Hay 100 permisos para que se coloquen comerciantes sólo los sábados y domingos; 36 más tienen licencia diaria.

"No es una cacería de brujas contra ningún ambulante, no lo vamos a hacer así, pero sí cuando se hagan la renovaciones, pues se ejecutarán el reglamento", afirmó.

EL PLAN
> Cómo ayudará el reglamento a despejar la Alameda: * Para los juegos mecánicos, el reglamento no los contempla entre los permisos fijos ni semifijos. Sólo pueden ser en eventos previo aviso y anuencia de Protección Civil.

* Las reglas no son retroactivas, pero sí aplican para todo aquel que renueve su permiso.

* Nadie que dañe el equipamiento urbano puede contar con licencia.

* Las sanciones van desde la amonestación, apercibimiento, retención provisional de la mercancía, multa de uno a 50 días de salario mínimo y hasta la cancelación del permiso y desalojo del local.