Martha Stewart
Mantenga un cuaderno: apunte las ideas sobre regalos a medida que piense en ellos. Haga una lista de la gente para la cual necesita hacer compras.
Durante las activas semanas que se aproximan, ahórrese algún tiempo y problemas usando estos consejos para lidiar con todas las tareas que acompañan a las fiestas. Si planifica por anticipado y trabaja con eficacia, podrá hacer malabarismos en material de cocina, limpieza, decoración, entretenimiento y regalos.

El momento de cocinar

Compre con anticipación los ingredientes para cocinar a fin de evitar viajes de último momento a los negocios. Haga un inventario de lo que ya tiene en su cocina, y luego almacene productos básicos, como por ejemplo manteca, harina, azúcar granulada y marrón, polvo de hornear y extracto de vainilla.

Organice las recetas: saque fotocopias o imprima las recetas que planea hacer, y póngalas en una carpeta. De ese modo no tendrá que congestionar sus encimeras con varios libros de cocina al mismo tiempo. Además, las páginas pueden también servir como listas de compras.

Algunos objetos es mejor que sean múltiples. Las tazas de medidas y las cucharas son indispensables para cocinar y hornear durante las festividades. Compre algunas extras de estas herramientas baratas, y siempre tendrá un conjunto limpio para usar.

Aprenda a hacer una pasta básica de galletitas: una vez que tenga esa pasta, mezcle la receta en cada festividad cambiando los aditamentos usando ingredientes tales como cáscaras de frutas, especias, frutas secas, chocolate blanco y nueces de macadamia.

Tenga entremeses instantáneos: prepárese para invitados de último momento refrigerando una selección de quesos que puede ofrecer como entremeses. Gouda envejecido, queso de cabra, gorgonzola y los quesos duros de leche de oveja se pueden almacenar bien.

Enfríelos, envueltos en papel encerado y en bolsas de plástico, y guárdelos hasta por un mes (el gorgonzola debe ser envuelto en papel aluminio).

Las aceitunas, las salsas picantes y nueces y otros bocados pequeños también se mantienen bien.

La decoración

Cuelgue una guirnalda versátil: una guirnalda de conos de pino, que se pueden encontrar en las florerías, puede permitir una transición suave del Día de Acción de Gracias al día de Año Nuevo. Ensalce la decoración con una cinta dorada o plateada tonos festivos que combinan en cualquier celebración.

Elija maceteros: el amaryllis, el cactus de Navidad, cyclamen y las poinsettias alegrarán cualquier habitación. Además, estas atractivas plantas son excelentes regalos para los huéspedes.

Busque en la Internet para comprar el árbol y arregle para que se lo entreguen en su casa. Para una lista de granjas, visite el sitio National Christmas Tree Association (www.realchristmastree.org).

Cree una exhibición duradera: vista a su casa con artículos que brillen desde noviembre hasta enero. Velas pilar (que duran más que las candelas) y nueces pintadas con rocío dorado agregan una nota chispeante.

Regalos

Mantenga un cuaderno: apunte las ideas sobre regalos a medida que piense en ellos. Haga una lista de la gente para la cual necesita hacer compras, anote sus medidas, sus colores favoritos y sus pasatiempos para que a usted la inspiren y la mantengan focalizada.

Almacene papel neutral para envolver: tenga en reserva papeles sin diseños y cintas que combinen que puedan utilizarse durante todo el año.

Compre lo que le gusta a todo el mundo: regalos de uso múltiple, como por ejemplo tarros de mermeladas o botellas de vino o aceite de oliva de primera calidad, seguramente le gustarán a cualquiera.

Los jabones y las lociones también funcionan bien. Envuelva los artículos con anticipación, así están listos si usted necesita hacer un regalo de último momento.