Escélsior
México, D.F.- Si su recibo de luz es ardiente, quizá sea hora de tomarse el tiempo para adoptar algunas acciones con respecto al uso de sus electrodomésticos y a los focos que alumbran su hogar.
En una vivienda los enseres que más consumen energía eléctrica son los hornos de microondas, la plancha, calefactores de invierno, la televisión y el refrigerador, aunque este último dependerá de la edad que tenga.

Según datos de la Comisión Nacional de Energía (Conae), la calefacción y aire acondicionado son los aparatos que utilizan 44 por ciento de la energía, seguidos de la iluminación con 33 por ciento.

En entrevista, Rodolfo Cobos Téllez, académico de la Universidad Panamericana, explicó que el ahorro de energía en los hogares es cuestión en mayor medida de los hábitos y de tener conciencia de consumo.

Cuestión de malas costumbres: "Dentro de una casa, por donde caminemos vamos prendiendo luces que no utilizamos", dijo.

Este escenario, explicó, se repite con los electrodomésticos como la televisión, prenderla por inercia y no verla, así como las lavadoras con medias cargas e incluso la plancha en horas de mayor consumo.

Una de las actitudes más comunes, explicó, es incluso ver la televisión al mismo tiempo que planchar la ropa. ¿El resultado? Este consumo en horas pico, después de las 18:00 horas, es más oneroso y contribuye a las variaciones de voltaje.

Los focos incandescentes constituyen otra de las fugas más importantes de la electricidad, debido a que más del 50 por ciento de la energía que utilizan se desperdicia en calor. Al respecto, agregó, se recomienda cambiar a focos ahorradores por el desempeño que representan en el mediano y largo plazo.

Tan sólo cambiar los focos incandescentes podría representar un ahorro de hasta cinco veces el consumo, apuntó, porque uno de 5 watts emite la intensidad de luz equivalente a un foco de 75 watts, aunque tiene un costo más elevado con respecto al primero.

El refrigerador es otro de los aparatos que si bien era uno de los que más energía consumían, de casi 10 años a la fecha, su tecnología permite ahorros considerables de electricidad, porque utilizan motores eléctricos y compresores más eficientes, así como sellados de mejor calidad y aislantes más efectivos. Este aparato cuando es más reciente consumirá hasta 60 por ciento menos energía.

La tecnología más reciente en televisiores también se encuentra a favor del ahorro energético, pero la desventaja todavía es palpable en el precio de estos aparatos. Las pantallas de plasma y los cañones de proyección tienen considerables ahorros a diferencia de los cinescopios que son los que consumen mayor energía.

Las estufas también son de los aparatos que mayor consumo pueden tener, por lo que la Comisión recomienda mantener los pilotos cerrados, recubrir con papel aluminio las charolas que rodean las hornillas, cerciorarse de que la flama sea azul, entre otros.

En caso de adquirir una estufa nueva es mejor escoger una con pilotos electrónicos porque esto representará un ahorro hasta de 20 por ciento del gasto actual.

"También el ahorro es cuestión de inversión", dijo Cobos.

Al respecto, incluso para incrementar el ahorro de energía en luz se recomienda el uso de sensores de movimiento. Así, las luces se prenderán siempre y cuando perciban presencias. Este sistema puede tener un costo de hasta 500 pesos por foco y no requiere de mano de obra especializada.

El horario de consumo es también un factor determinante. Las horas pico son las más conflictivas, así "que la hora de la novela no sea una invitación para lavar o planchar". Este tipo de actividades, concluyó el experto, se recomienda una vez por semana y por las mañanas, cuando la carga de usuarios es menor.


SUGERENCIAS
> La CONAE recomienda


* Mantener siempre limpios los aparatos eléctricos, sobre todo los de la cocina. Así como eliminar los residuos de alimentos en el horno de microondas, tostador, extractor.

* Conservarlos en buen estado prolonga su duración y reduce el consumo de energía y los gastos.

* Utilice todos los aparatos de acuerdo con las recomendaciones de uso, mantenimiento y seguridad que aconseja el fabricante.

* Revisar los aparatos que al conectarse producen chispas o calienten el cable.

* Apagar los aparatos que producen calor antes de terminar de usarlos, como planchas, tubos, pinzas o parrillas.

* Desconectar los aparatos desde la clavija, nunca jalar el cable.

* Evite mantener encendidos de forma innecesaria televisores, equipos de sonido, DVDs y los que no se estén usando porque desperdician energía.