París Francia.- La huelga de los tripulantes de cabina de Air France que comenzó este jueves ha obligado a la aerolínea a revisar a la baja sus planes de vuelo y ahora sólo asegura el 70% de los vuelos programados para los próximos días.
A mediodía del jueves, la dirección de la compañía cifró en un 40% el seguimiento de la huelga convocada por siete de los ocho sindicatos con representación en Air France para pedir mejores condiciones salariales y laborales.

Según los sindicatos, el seguimiento del primer día de huelga fue del 60% de los auxiliares de vuelo en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulles y del 80% en Orly. Casi 400 vuelos se han suspendido este jueves y otros 158 para el viernes, según los representantes de los trabajadores.

Entre los vuelos anulados estaban algunos transoceánicos, aunque la mayoría afectaban a destinos franceses y europeos.

Este viernes se celebrará una asamblea sindical en el aeropuerto parisino de Roissy para "evaluar" las repercusiones del paro, según los sindicatos. La huelga podría prolongarse durante los días venideros.

Air France cuenta en su plantilla con unos 15.000 auxiliares de vuelo, es decir, una cuarta parte del personal de la empresa.

La última gran huelga de los tripulantes de vuelo, por la reducción de la jornada laboral, remonta a 1998 y dejó en tierra la mitad de los vuelos durante 48 horas.