En "Háblame de amor", Aitana interpreta a Nicole, una mujer que ha pasado de los cuarenta años y que está ahogada en el dolor por el suicidio del hombre al que amaba doce años atrás, mientras continúa con su vida gris.
Madrid, España.- La actriz española Aitana Sánchez-Gijón se reencuentra con su ciudad natal, Roma, en el melodrama romántico "Háblame de amor", una coproducción hispano-italiana dirigida por Silvio Muccino quien, según la actriz, la hizo "sentir una reina".

En la presentación de este filme en Madrid, la actriz confesó que el rodaje tuvo un componente emocional "fortísimo" por la historia que cuenta y por el "regalo" que le hizo Muccino al reencontrarse con Roma, una ciudad de la que, desde ahora, se siente dueña y no una turista.

En "Háblame de amor", Aitana interpreta a Nicole, una mujer que ha pasado de los cuarenta años y que está ahogada en el dolor por el suicidio del hombre al que amaba doce años atrás, mientras continúa con su vida gris.

Frente a la mujer madura, Silvio Muccino -director, guionista y también escritor de la historia- es Sasha, un chico de veinticinco años, que vive obsesionado con su amor platónico de la adolescencia.

Los dos protagonistas se verán involucrados en un accidente de coche y, a partir de ahí, se reconocen como en un espejo y comprenderán sus sentimientos de forma recíproca.

Aitana Sánchez-Gijón se mostró atraída por el guión desde el principio porque, según dijo, "reunía todos los ingredientes de una historia de amor pero nada previsible".

Los próximos proyectos de la actriz, que fue presidenta de la Academia del Cine español entre 1998 y 2000, son la película "The frost", rodada en Noruega en inglés bajo la dirección de Ferran Audí, y la obra de teatro "Un dios salvaje", que representará en varias ciudades españolas.

Aitana Sánchez-Gijón (Roma, 1968) ha trabajado, en sus 25 años de profesión, con directores como los argentinos Adolfo Aristarain ("La ley de la frontera", 1995), Juan José Campanella ("Y llegó el amor", 1995) y Luis Puenzo ("La puta y la ballena", 2004) o los mexicanos Alfonso Arau ("Un paseo por las nubes, 1995) y María Novaro ("Sin dejar huella", 2000).

Además, representó junto al escritor peruano Mario Vargas Llosa dos obras de teatro en España, "La verdad de las mentiras" (2006) y "Las mil y una noches" (2008).