El Universal
El alcalde Antonio Villaraigosa ridiculizó la recaudación de fondos para costear el funeral del Rey del pop realizado la semana pasada en la ciudad californiana
El alcalde Antonio Villaraigosa no estaba en Estados Unidos cuando se realizó el funeral de Michael Jackson, pero su rostro sonriente apareció en su servicio de Twitter con un mensaje urgiendo a los seguidores del cantante a que ayudaran a costear los gastos de movilización de policía y otros servicios que tuvo que ofrecer la ciudad.

''Ayude a la ciudad de Los Angeles a contar con los recursos de seguridad pública necesarios para darle a Michael Jackson el funeral seguro, ordenado y respetuoso que se merece'', decía el mensaje firmado por el funcionario.

Pero cuando Villaraigosa regresó de sus vacaciones de nueve días por Sudáfrica, cambió su mensaje. Ridiculizó la recolección de fondos y dijo que la ciudad pagaría los mil 400 millones de dólares que se estimaba costó el evento, aun cuando él mismo reclutó a multimillonarios y corporaciones a unirse para pagar la celebración por el campeonato de la NBA de los Lakers.

El abrupto cambio todavía tendrá que ser explicado mientras que el ayuntamiento continúa recibiendo quejas de que se doblegó ante presiones políticas y corporativas, mientras que los contribuyentes ahora tendrán que pagar por una lujosa celebración en un estadio privado.

Durante la reunión del consejo municipal el jueves, un grupo de residentes protestó por el gasto público en momentos en que la ciudad enfrenta un déficit de 530 millones de dólares, así como la posibilidad de despido de personal.

En un editorial el periódico Los Angeles Times no se ahorró adjetivos: ''El torpe ayuntamiento hace lucir a Los Angeles como ridículamente poco avanzado en términos tecnológicos, vergonzosamente desorganizado, al mismo tiempo en que se presenta como timador, aparte de barato y patético''.

Una semana atrás, Villaraigosa parecía estar firme detrás de la iniciativa de recaudar los fondos para recuperar los gastos de activar 3 mil 200 policías para controlar el tráfico de personas y vehículos, incluyendo 48 mil dólares para comprar emparedados para ellos.

En un comunicado de prensa emitido por la oficina de Villaraigosa la semana pasada se le cita pidiendo las donaciones, pero en una rueda de prensa posterior dijo que era ''ridículo'' crear el sitio de internet para colectar dinero de los seguidores de Rey del Pop.

La oficina del alcalde no ha respondido preguntas presentadas el martes, sobre porqué entonces se divulgó un comunicado oficial desde su oficina pidiendo donaciones, si es que alguna vez apoyó la idea.

''En un momento de gran tensión fiscal, es difícil de explicar porqué el alcalde declinó aceptar las donaciones voluntarias'', dijo el profesor de ciencias políticas de la Universidad Claremont McKenna College, John Pitney. Las señales confusas saliendo del ayuntamiento ''no son un signo de que el alcalde esté en control''.

El consejo planifica considerar una moción para determinar si se puede recuperar algo de la familia o la empresa AEG, que es dueña del Staples Center donde se realizó el funeral.

El consejero municipal Dennis Zine dijo que el costo real puede sobrepasar por mucho los estimados previos.

La confusión puso de relieve el hecho de que la ciudad no tiene un plan de acción para financiar y organizar eventos grandes que ocurran de improvisto, como el funeral de Jackson.