La Paz.- El calentamiento global apresura la vaporización delas aguas del lago Titicaca ubicado entre las montañas andinas a 3.813 metros dealtitud y cuyo nivel bajó a su punto más bajo en años, informó un funcionario.


La Paz.- El calentamiento global apresura la vaporización delas aguas del lago Titicaca ubicado entre las montañas andinas a 3.813 metros dealtitud y cuyo nivel bajó a su punto más bajo en años, informó un funcionario.

"Descendió 88 centímetros esteaño, excedió los niveles normales y es el mayor declive en varios quinquenios; terminantementees por causa del calentamiento global", dijo Carlos Andrade de laAutoridad Binacional del Lago Tititica (ATL).

Ubicado a 60 kilómetros al oeste de La Paz, el Titicacaes una de los prodigios naturales con un cuerpo de agua de 8.562 kilómetroscuadrados. Es compartido por Bolivia y Perú y para los bolivianos es uno de losmayores destinos turísticos.

Si hay un mayor descenso se verán obligados a utilizar unsistema de compuertas para así poder regular el nivel de las aguas entre lacuenca alta y baja. Expertos de ATL realizan estos días un estudio técnico,dijo Andrade.

Ésta maravilla se alimenta de lluvias y deshielos de lacordillera pero también una parte de las aguas se pierden por la evaporacióndebido a la radiación solar en el altiplano donde la atmósfera es más delgada.

También alimentó la vida de los antiguos incas y tiwanacotasque abandonaron sus estatuas arqueológicas en poblaciones cercanas que aún hoyviven de la agricultura, ganadería y pesca.

Pero los trastornos climáticos imputados al calentamientodel planeta disminuyeron el período de lluvias de seis a tres meses, dijo eljefe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, Félix Trujillo.

Extensas regiones de la zona andina de Bolivia viven largos etapasde sequía y el "déficit de precipitaciones" ha complicado el suministrode agua potable en varias ciudades, agregó Trujillo.

Más de la mitad de la localidad de Bolivia evaluada en 10millones vive en zonas altas y sus orígenes de abasto de agua vienen dedeshielos de la cordillera.

Llegarán lluvias a mediados de noviembre y se normalizaránpara diciembre. La ausencia de lluvias viene apta con una ola de calor que activarála evaporación en las balsas y exaltan el consumo de agua.

El ministro de Ministro de Medio Ambiente y Agua, RenéOrellana, dijo que Bolivia tiene que invertir 1.000 millones de dólares en lospróximos siete años para construir represas y así garantizar la provisión deagua.

Las regiones más afectadas por la sequía son el altiplano enel occidente y el Chaco en el sur. Es está última, las autoridades informaron lamuerte de miles de cabezas de ganado.