El Universal
La suspensión de actividades como medida para evitar el contagio ante el brote epidemiológico de influenza alcanzó a 20 mil de los 35 mil establecimientos de comida en la capital
El cierre de restaurantes el pasado fin de semana en la ciudad de México arrojó pérdidas por 450 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Francisco Mijares, líder de este organismo empresarial, estimó que la suspensión de actividades como medida para evitar el contagio ante el brote epidemiológico de influenza alcanzó a 20 mil de los 35 mil establecimientos de comida en la capital.

En el marco del 34 Tianguis Turístico, aseguró que las pérdidas en estos comercios ascendió hasta el 80% de sus ventas.

Asimismo, informó que 60% de los establecimientos se mantienen cerrados o con baja afluencia de comensales.

Mijares Noriega previó que a partir de hoy la caída será todavía más pronunciada.

"Hubo delegaciones que nos pidieron cerrar los restaurantes y aunque otras nos permitieron trabajar con un horario más restringido, no nos funcionó, pues la gente no acudió a los restaurantes", dijo.