Declara al programa de televisión Fox News Sunday que la NASA tuvo razón al suspender el programa de vuelos tripulados a la Luna en 1972, después de seis paseos lunares y por razones de presupuesto
El astronauta de la misión "Apolo 11", Edwin Buzz Aldrin, de cuya llegada a la Luna se cumple mañana el aniversario número 40, considera que la NASA debe fijarse el objetivo de llevar al hombre a Marte.

En declaraciones al programa de televisión Fox News Sunday, Aldrin consideró que la NASA tuvo razón al suspender el programa de vuelos tripulados a la Luna en 1972, después de seis paseos lunares y por razones de presupuesto.

El astronauta, que mañana será recibido en la Casa Blanca por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto a sus compañeros de misión, Neil Armstrong y Michael Collins, recordó sus primeros pasos en la Luna, el 20 de julio de 1969.

Era "un lugar tan desolado, tan completamente sin vida. Probablemente no había cambiado mucho en los últimos 100 mil años".Marte, por contra, es "mucho más adecuado para los terrícolas, mucho más habitable.

Posiblemente sea fuente de vida", consideró Aldrin, de 79 años hoy día.

La Agencia Espacial Estadounidense (NASA) tiene previsto acabar a finales del año próximo los vuelos de sus tres transbordadores espaciales supervivientes, el Endeavour, el Discovery y el Atlantis.

De los cinco que se construyeron, el Challenger se desintegró tras su lanzamiento en 1986 y el Columbia ardió en su entrada en la atmósfera terrestre en 2003.

En lugar de los transbordadores, la NASA planea un programa dotado con 35 mil millones de dólares para la construcción de una nueva generación de cápsulas espaciales, las Orion, con el objetivo de volver a llevar al hombre a la Luna para 2020.

En un artículo que publica hoy en el diario neoyorquino Daily News, Aldrin insiste en que ese programa no servirá para mucho si no tiene como objetivo final llevar al hombre a Marte.

El astronauta, que propone usar la Luna como un territorio de exploración para todos los países, considera que la conquista de Marte "puede arrojar ricos dividendos en lo que respecta al descubrimiento científico y a un mayor entendimiento de los procesos planetarios como el clima o el cambio climático".

"Hoy día sabemos que Marte fue una vez cálido y tuvo agua. ¿Hubo vida? Vivir y aprender a trabajar en su superficie rojiza ¿qué nos puede enseñar sobre el futuro de nuestro propio planeta, la Tierra? Responder estos misterios puede guardar la clave de nuestro futuro", apunta el astronauta.