Lourdes de Koster
Saltillo, Coah.- La violencia en contra de las mujeres empieza desde el noviazgo. Un estrujón, un "quítate esa minifalda, se te ve muy entallada" o una palabra ofensiva, es parte de lo que viven las jovencitas, principalmente de clase media y baja o en zonas rurales de la entidad, reveló Jorge Núñez Aguirre.
El director del Instituto Coahuilense de la Juventud dijo que la violencia que se manifiesta en el noviazgo de jóvenes puede ser el detonante para padecer una relación de pareja en edad adulta caracterizada por los maltratos.

Dio a conocer que en breve coordinará la aplicación de una encuesta entre este sector de la población para determinar las causas y el porcentaje de incidencia entre los jóvenes mexicanos.

Explicó que la propuesta fue hecha por el Instituto Nacional de la Juventud, que a nivel nacional distribuirá un formato que será aplicado entre las parejas de novios para estimar el grado de violencia que viven las mujeres y los hombres durante esta etapa previa al matrimonio.

"Los datos nos van a servir para generar propuestas de políticas públicas para la prevención, detección y erradicación de la violencia que se manifiesta en las relaciones de noviazgo", dijo.

En entrevista, Jorge Núñez manifestó que con la Encuesta Nacional sobre Violencia en el Noviazgo se tendrán datos con los que se logre cuantificar la violencia entre parejas de jóvenes de 15 a 24 años, que será hacia donde se aplique el cuestionario.

Los últimos datos de la Encuesta Nacional desarrollada en 2005 arrojaron que el 13.5 por ciento de las mujeres consideró que en su familia hay o ha habido violencia, mientras que un 66.7 por ciento dijo no haberla vivido nunca.