Notimex
Douglas Anderson, presidente a nivel mundial del grupo de agencias de viajes Carlson Wagonlit, señaló que los turistas de ese país no toman en cuenta estas alertas para sus decisiones de viaje
Ciudad de México.- Las alertas de seguridad lanzadas por el gobierno estadounidense no han influido en la decisión de la población de ese país para viajar a México, sostuvo Douglas Anderson, presidente a nivel mundial del grupo de agencias de viajes Carlson Wagonlit.

Planteó que si bien las empresas toman en cuenta ese tipo de información en realidad sus decisiones se basan más en las posibilidades de negocios y en la eficiencia económica para orientar sus viajes hacia esta nación.

Ejemplificó que Carlson Wagonlit, que cumple 80 años de operar en México, decidió reunirse aquí por razones operativas aunque se tomó en cuenta la alerta de viajeros lanzada por el Departamento de Estado de la Unión Americana el 20 de febrero pasado.

Aunque reconoció preocupación por el tema afirmó que el público en general en Estados Unidos las consulta poco y sus decisiones de viaje casi nunca se relacionan con ellas, aunque las empresas que lo hacen para reuniones de negocios sí las toman en cuenta.

El directivo explicó que en el último año las ventas de su empresa crecieron 26 por ciento en México, con lo que ocuparon el primer lugar en crecimiento entre los 150 países donde opera.

A su vez Marino Faccini, vicepresidente para América Latina de Carlson Wagonlit, aseguró que en Europa no se escuchan alertas de seguridad por parte de los gobiernos para recomendar que los ciudadanos eviten viajar a México.

Aseguró que esa compañía mantiene importantes operaciones comerciales en relación con venta de viajes hacia México, sobre todo de empresas españolas interesadas en realizar reuniones en este país.

Dijo que existe plena confianza de los europeos en la seguridad que ofrecen los viajes a México y destacó que se ha observado que los viajeros de negocios ponen énfasis en que se garantice su integridad patrimonial y personal cuando se trasladan a otro país.

Sobre las perspectivas del negocio turístico en México, Mauricio Baranda, director general de la filial mexicana de Carlson Wagonlit, señaló que en el difícil entorno económico de este año podrían desaparecer 10 por ciento de las agencias de viajes pequeñas del país, equivalente a unas 300.

Anticipó que en este año de crisis las empresas disminuirán gastos de viaje y la frecuencia de los mismos, lo que podría significar un problema grave para las agencias de viajes pequeñas que no lograrán más eficiencia.