Alex bajó el domingo a categoría de depresión tropical, pero recobró fuerza de tormenta y se pronostica un fortalecimiento adicional hasta convertirse en huracán durante este lunes o mañana martes, una vez que entre en las aguas cálidas del Golfo.
Notimex
Alex bajó el domingo a categoría de depresión tropical, pero recobró fuerza de tormenta y se pronostica un fortalecimiento adicional hasta convertirse en huracán durante este lunes o mañana martes, una vez que entre en las aguas cálidas del Golfo.
La tormenta tropical Alex, que ya dejó cuatro muertos en Centroamérica, se fortalecía hoy y podría convertirse en huracán camino al Golfo de México, mientras se aleja de la mexicana Península de Yucatán.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó esta mañana que Alex "se está organizando mejor" y tiene vientos de 85 kilómetros por hora.

Alex bajó el domingo a categoría de depresión tropical, pero recobró fuerza de tormenta y se pronostica un fortalecimiento adicional hasta convertirse en huracán durante este lunes o mañana martes, una vez que entre en las aguas cálidas del Golfo.

Según las proyecciones más recientes, Alex que ya provocó cuatro muertos: dos en El Salvador y dos más en Guatemala, según autoridades de esos países, volverá a tocar tierra a mediados de semana en la costa del Golfo de México en un punto entre el estado mexicano de Tamaulipas y Texas.

De acuerdo a las proyecciones, el meteoro pasaría bastante al suroeste de la región donde el peor derrame petrolero en la historia de Estados unidos continua arrojando crudo hacia su costa.

El CNH informó el lunes que el vórtice de Alex se encuentra a 115 kilómetros al oeste de Campeche, México, y se desplaza en dirección oeste-noroeste a nueve kilómetros por hora, desatando fuertes lluvias sobre la Península de Yucatán, sur de México, y Guatemala hasta el martes.

También fuertes precipitaciones pueden alcanzar el área costera de Tamaulipas y Veracruz, en México, el martes en la noche y el miércoles.