Los Angeles, EU.- Elizabeth Taylor regresó al escenario, tras convencer a los guionistas de televisión y cine, quienes se mantienen en huelga, para que bajaran temporalmente sus carteles de en las protestas.
El Sindicato de Escritores de Estados Unidos accedió a no realizar plabtones en los terrenos de la Paramount Pictures, el sábado por la noche, cuando Taylor, la legendaria estrella y activista en la lucha contra el sida, ofreció una actuación con fines caritativos, en la obra "Love Letters" de A.R. Gurney, con James Earl Jones.

Taylor no habló con la prensa a su llegada en una silla de ruedas, con una túnica anaranjada y aretes de diamante. La actriz sonrió para las cámaras mientras su novio, el empresario Jason Winters, la llevaba hacia el teatro.

Medio millar de personas, incluida Maria Shriver, la esposa del gobernador de California Arnold Schwarzenegger, pagaron 2 mil 500 dólares por boleto para la función, ofrecida por una sola noche. La meta era recaudar un millón de dólares para The Elizabeth Taylor AIDS Foundation.

Taylor, de 75 años, dijo que no atravesaría las líneas de los huelguistas para dar el espectáculo, en el Día Mundial contra el Sida. Agregó que había pedido al sindicato "una noche de concesión", para que ella y sus invitados pudieran entrar al estudio sin problemas.

"El sindicato ha mostrado un gran humanismo, empatía y valor, al permitir que nuestro pequeño acto nocturno siguiera delante", dijo Taylor en un comunicado. Los guionistas están en huelga desde el 5 de noviembre.