Felix se presentaba como la líder mundial del año con los sensacionales 21.88 que consiguió en Estocolmo, y demostró que se recuperó después de la derrota de Pekín, en tanto que a Campbell-Brown le faltó la puesta a punto idónea tras haber estado cinco semanas de baja en la primavera.
Berlín, Alemania.- La estadounidense Allyson Felix consiguió su tercer título mundial consecutivo en los 200 metros con una exhibición en el estadio Olímpico de Berlín, con lo que contuvo en cierto modo la fiesta de los velocistas jamaicanos, que hasta este momento se habían llevado prácticamente todos los honores.

Felix demostró que tiene controlado el doble hectómetro y no dio prácticamente ninguna opción a la otra gran favorita, la caribeña Veronica Campbell-Brown, campeona olímpica en Pekín.

La estadounidense se impuso con un crono de 22.02 y una ventaja de más de tres décimas respecto a Campbell-Brown (22.35), mientras que la veterana bahameña Debbie Ferguson-McKenzie se llevó el bronce (22.41) en su lucha con la también norteamericana Muna Lee (cuarta con 22.48).

Felix se presentaba como la líder mundial del año con los sensacionales 21.88 que consiguió en Estocolmo, y demostró que se recuperó después de la derrota de Pekín, en tanto que a Campbell-Brown le faltó la puesta a punto idónea tras haber estado cinco semanas de baja en la primavera.

Su triunfo da aire al sector de velocidad de Estados Unidos, víctima del efecto Usain Bolt y del poderío de los demás componentes del equipo jamaicano.