Madrid, España.- El director español Pedro Almodóvar expresó este viernes su deseo de "conmover" al espectador con su nueva película "Los abrazos rotos" en la presentación del rodaje del film, que protagonizará de nuevo su musa Penélope Cruz.
"Espero que el espectador no se aburra, se conmueva con los personajes y que sienta reciprocidad con la historia que se cuenta", dijo el director español este viernes en una multitudinaria rueda de prensa.

"Los abrazos rotos", la película más cara y larga de la cinematagrofía de Almódovar, es "un drama con tintes muy negros de thriller que encierra una gran historia romántica a cuatro bandas", explicó Almodóvar, que prefiere que el público "llegue a ver esta película sin saber apenas nada sobre ella".

La película nace de una foto hecha en la isla de Lanzarote, en el archipiélago atlántico de Las Canarias, en 1999, en la que aparece una pareja abrazándose.

El director ha intentado "incluir este abrazo en otras tres películas, aunque en ninguna encajó de forma satisfactoria" por lo que ahora lo hace en este nuevo film.

Almódovar, que estuvo acompañado por los actores principales de la película, Penélope Cruz, Blanca Portillo, Lluís Homar y José Luis Gómez, se detuvo mucho en la explicación de los personajes, afirmando que en esta ocasión, los caracteres masculinos "están equilibrados con las mujeres, son más cuidados, más ricos que en otras ocasiones, de carne y hueso".

En "Los abrazos rotos", "Pe", en su cuarta actuación con el director manchego es "una aspirante a actriz de origen rural", que no pasa por su mejor momento, y que es la obsesión de un broker "de escasos escrúpulos", encarnado por Gómez.

"Penélope tiene que estar muy mal como actriz, además de explosiva y brillante. Tiene que hacer algo patético", dijo Almodóvar, que insistió en la dificultad del personaje.

"Es difícil hacer una escena mal a propósito, estar patética sin pasarte", señaló la actriz, alabada por su papel en "Volver", el último film de Almodóvar.

Su compañera en esa misma película, Blanca Portillo, interpretará en esta ocasión a "una madre soltera militante de enorme generosidad y una gran culpa", que ayuda al personaje de Lluís Homar, "un guionista que queda invidente en un momento de la película".

"Es un personaje +olla exprés+ que lleva un caparazón, está muy cerrado, con una enorme culpa dentro que le hará estallar", afirmó Portillo.

La película, la decimoséptima de Almódovar, comenzará a rodarse el próximo 26 de mayo en la isla de Lanzarote, avanzó el director español, que volverá a contar para la banda sonora con el compositor Alberto Iglesias, nominada a un Oscar a la mejor banda sonora en la pasada edición de los Oscar.

El mexicano Rodrigo Prieto se encargará de la fotografía de la película, después que el director manchego se quedará impresionado con su trabajo en cintas como "8 millas" o "Brokeback Mountain".

"Hay una triple narración y él es experto en rodar en superficies oscuras, me gusta como fotografía la noche. Está todo negro y todo se ve", según el cineasta español, que reveló que fue también una recomendación del director Alejandro González Iñárritu.

"Los rodajes me siguen quitando el sueño porque rodar es una aventura emocional en todos los aspectos, menos en el sexual, y entraña un montón de peligro y sorpresa apasionante", dijo Almodóvar, quien, no obstante, confesó que "rodar es para mí una actividad adictiva que no puedo demorar durante más de un año".