La revelación de esos datos, tras fuertes presiones, ha suscitado las críticas de muchos diputados británicos que sufrieron recientemente la ignominia de ver expuestos en la prensa los abusos de sus dietas parlamntarias.
Londres, Inglaterra.- Cerca de cincuenta ejecutivos de la BBC ganan más que el propio primer ministro, Gordon Brown, según se desprende de los datos publicados por la propia emisora pública. Brown tiene un sueldo anual de 194.250 libras (215.617 euros) mientras que el director general de la BBC ingresa al año 834.000 libras (925.740 euros). La consejera delegada Caroline Thomson tiene un sueldo anual de 413.000 libras (458.430 euros) y la media de los 100 ejecutivos mejor pagados es de 199.316 libras (221.240 euros).

Junto a sueldos tan elevados, los altos ejecutivos de la emisora han presentado también abultadas facturas por gastos de viaje e incluso de aparcamiento. Éstos van desde los 70 peniques (77 céntimos de euro) reclamados por el director general por un billete de aparcamiento hasta las 3.211,70 libras (3.565 euros) que costó un billete de avión a Nueva York de su director creativo, Alan Yentob.

4.440 euros en taxi en tres meses

La consejera delegada presentó facturas de taxi por un total de 4.440 euros por un período de sólo tres meses mientras que el director general pasó una factura de 720 euros tras pernoctar en un hotel de cinco estrellas en Las Vegas (EU). Un portavoz de la BBC justificó el que Carline Thomson gastara sumas tan extraordinarias en taxis y dijo que "en Londres puede ser más rápido moverse en taxi y ello le permite además recibir o hacer llamadas por teléfono, lo que sería imposible si viajase en metro".

La revelación de esos datos, tras fuertes presiones, ha suscitado las críticas de muchos diputados británicos que sufrieron recientemente la ignominia de ver expuestos en la prensa los abusos de sus dietas parlamntarias. "El dinero del canon (que pagan los ciudadanos que tienen televisión) debería gastarse en programas de calidad y no en hoteles y viajes innecesaios", denunció Don Foster, portavoz de cultura del Partido Liberal Demócrata.