Claudia Olinda Morán
Saltillo, Coah.- A pesar del énfasis que hace el Gobierno estatal en materia de educación, los recursos y acciones extraordinarias sólo se enfocan a las escuelas del sistema educativo estatal. Para quienes no tienen elección, esto los convierte en alumnos de segunda en escuelas de tercera.
Para muestra, el kinder del Conafe en Las Candelarias, un sector ubicado en un predio irregular detrás del Parque Las Maravillas, cuya falta de mantenimiento llega a grado tal que mantiene un aljibe destapado en lo que se supone es el "patio" del jardín de niños.

Según el subsecretario de Educación Básica, Andrés Mendoza Salas, estas escuelas corresponden directamente a la Federación a través del Consejo Nacional de Fomento Educativo.

Así, mientras el Secretario de Educación, Jaime Castillo, anunció una inversión de un millón 700 mil pesos dentro del programa Cálido Invierno, los 17 alumnos del Jardín de Niños Las Candelarias, al igual que más de 300 que acuden a los ocho kínderes del Conafe en el área urbana de Saltillo, seguirán tapando las ventanas con cartón y cinta.

'No alcanzan los recursos': Conafe

La educación que se imparte a través del Consejo Nacional de Fomento Educativo inicia con un convenio con la comunidad a través de una Asociación Promotora de Educación Comunitaria, que equivale a la sociedad de padres de familia en una escuela regular del sistema educativo estatal o federalizado.

El secretario técnico de la delegación local del Conafe, Joel Treviño, explica que esta dependencia apoya a las comunidades llevando educación a sitios inaccesibles por su lejanía o imposibilitados de que se instale infraestructura oficial, ya que están en predios irregulares.

Además, se preparan jóvenes para que hagan su servicio social comunitario y al término se les otorga una beca para que sigan estudiando. "Por dos vías se ataca el rezago educativo, llevando educación a lugares donde no la hay y otorgando becas", consideró el funcionario.

-¿Incluye el edificio y mobiliario o nada más a la persona que les va a enseñar?-

"Se incluyen algunas cosas como los desayunos, que es apoyo por parte del Gobierno del Estado y, en algunos casos, cuando la circunstancia lo permite y el presupuesto nos alcanza, se coopera con infraestructura, se instalan aulas, sanitarios, juegos y se tiene un programa, pero las necesidades son más grandes que los recursos", dijo.

-¿Hay algún recurso adicional para el invierno?-

"Hay un programa de chamarras que se lleva en cooperación con el Conafe, la Fundación Daimler Chrysler y el Gobierno del Estado a través del Voluntariado", dijo.

-¿Y para la reparación de escuelas, reposición de vidrios?-

"Todo este año tuvimos un programa de mantenimiento, pero el recurso no alcanza, por eso le pedimos a la comunidad que en la medida de sus posibilidades protejan y resguarden sus bienes; los vidrios no se rompen solos, hay que trabajar en la cultura de cuidar las aulas. Tenemos un programa de malla, para que en el caso de las colonias urbano-marginadas los pandilleros no ingresen.

"Tenemos casos de centros educativos en donde recién reparados nos rompen los vidrios. Sí existe un programa de mantenimiento y de rehabilitación de aulas, pero a veces, en algunas ocasiones es insuficiente", respondió.


Cita textual.

"En el caso del Jardín de Niños Las Candelarias, efectivamente lo construimos nosotros, pero nos lo destruyeron los pandilleros, tiraron la malla, rompieron los vidrios (...), pero si tú vas a la Omega, que también es de posesionarios, la situación es diferente, la escuela tiene buen mantenimiento por las madres de familia". Joel Treviño, secretario técnico del Conafe.