Universal
México, D.F.- Los altos precios internacionales del petróleo y otras materias primas siguen presionando a la inflación mundial y generan restricciones adicionales al ritmo de la actividad económica global, asociado principalmente a un menor poder de compra.
Bajo este escenario, los principales mercados accionarios mostraron una tendencia de baja la semana pasada; así, el Dow Jones acumuló una pérdida de 2.4%.

Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores finalizó la semana con una ganancia marginal de 0.4%. El precio del petróleo West Texas Intermediate concluyó la semana con un nuevo máximo histórico en 125.96 dpb, con lo que duplicó su precio en los últimos 12 meses.

Esta semana en Estados Unidos se difundirá el reporte de inflación del consumidor de abril. En tanto, en México el banco central celebrará su reunión de política monetaria.

Recientemente, Banco de México elevó las previsiones de inflación ante la materialización de aumentos significativamente mayores a los que se esperaban en las cotizaciones de materias primas alimenticias, energéticas y metálicas.

En este sentido, se ha elevado la posibilidad de que Banxico adopte próximmente una postura monetaria restrictiva, ante una mayor cautela en torno a la evolución de la inflación en el país.