La presentación del excéntrico Marilyn Manson en la capital mexicana dejó a muchos pidiendo más.
México, D.F. .- El cantante interpretó 14 temas en un show de menos de hora y media, lo que fue resaltado por la mayoría de los periódicos locales.

Como si se tratara de la festividad de Halloween, muchos de los asistentes, en su mayoría jóvenes y que no superaban las 3.000 personas, llevaban antifaces pintados en la piel, ojos de utilería y por supuesto atuendos negros.

Manson, cuyo verdadero nombre es Brian Hugh, abrió su recital con la canción ``If I Was Your Vampire'' de su más reciente producción ``Eat Me, Drink Me''.

Entre las más celebradas estuvieron su versión de ``Sweet Dreams (Are Made Of This)'', así como ``Disposable Teens'', ``The Dope Show'' y ``Rock is Dead''.

Sin embargo, faltaron efectos especiales que sazonaron conciertos anteriores como el del 2005 ante un público masivo en el Palacio de los Deportes.

El artistas, que tuvo seis cambios de ropa, culminó con ``The Beautiful People''.

``Buenas noches México. Tenía ganas de volver a estar aquí. Vamos a pasarla bien. Quiero verlos levantando las manos, muéstrenme el dedo medio'', fue su primer mensaje a la audiencia. Manson visitaría próximamente Colombia, Argentina y Brasil como parte de su gira de conciertos.