Redacción
La difícil situación de la industria automotriz estadounidense ya alcanzó a otra víctima, y a través de ella crea más problemas a la todavía emproblemada Chrysler.
Plastech Engineered Products Inc., un proveedor de componentes plásticos varios para autos y camionetas se ha declarado en bancarrota, y debido a ello, Chrysler LLC se vio en la necesidad de cerrar cuatro plantas en Estados Unidos y podría ser forzado a cerrar todas sus operaciones globales de ensamblado en poco tiempo debido a una disputa con ese proveedor.

Hasta el momento el conflicto no ha afectado a los otros clientes de Plastech, como General Motors Corp., Ford Motor Co. y Toyota Motor Corp.

Sin embargo, Chrysler, que terminó el viernes pasado todos sus contratos con Plastech debido a las "actuales dificultades financieras" de la compañía, dijo en documentos presentados ante la Corte de Bancarrotas del Distrito de Michigan que podría ser forzado a cerrar rápidamente 12 plantas de ensamblado en todo el mundo porque el proveedor ya no entrega partes a sus fábricas.

La cuestión deriva de que Chrysler opera sobre una base "justo a tiempo", mediante la cual recibe las partes en el momento exacto en que las va necesitando, por lo que las interrupciones se sienten en forma inmediata.

"Incluso una interrupción de corto plazo (...) inevitablemente conducirá al cierre de más líneas de producción de Chrysler", indicó la compañía automotriz en una objeción presentada el sábado.

Las plantas cerradas de Chrysler se encuentran en:
* Rockford, estado de Illinois
* Newark, estado de Delaware
* Sterling Heights, estado de Michigan
* Toledo, estado de Ohio

El fabricante de autos también dijo que su parque de provisiones de Toledo ha eliminado un turno de trabajo.
Las partes de Plastech también son utilizadas en numerosas plantas de motores y locaciones internacionales de Chrysler, donde los equipos de vehículos son enviados para su ensamblado final, según documentos judiciales.
Chrysler ha pedido al tribunal un "amparo inmediato" que le permite tomar su equipo de montaje de las plantas de Plastech para que pueda ser entregado a otro proveedor.

Proveeduría. Plastech, un proveedor que no cotiza en Bolsa y tiene base en Dearborn, estado de Michigan, brinda a Chrysler cientos de partes, como paneles de puertas, consolas para piso y cubiertas de motores, que son usadas en el ensamblado de casi todos los vehículos de Chrysler, unos 2.3 millones al año. Lo que aparece resaltado en color en las imágenes son visualmente las partes que Plastech provee a las armadoras.