Quitzé Fernández
Torreón, Coah.- Veintiún maestros pertenecientes a la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación han amenazado con iniciar una huelga de hambre hasta no ser retirados del archivo del crédito hipotecario Fovissste, que desde el año 1998 ha descontado dinero de sus talones de cheque, sumando la cantidad de 2 millones de pesos, hasta la fecha no les han entregado sus viviendas.
Y los descuentos, quincena a quincena, siguen sumando sin que haya respuesta de las autoridades del Fovissste o de la Sección 35, afirman los afectados.

Belinda González García, maestra defraudada, explicó que decidieron cerrar una cuadra de la calle Morelos, en el centro de la ciudad, donde se encuentran las oficinas del SNTE, al no ser tomadas en cuenta sus peticiones.

"Estamos endrogados de por vida, y aún así nos siguen rebajando, no queremos jubilarnos con una deuda así", ahondó Belinda González, quien facilitó un talón de cheque del 16 de febrero de este año donde le descuentan 2 mil 348.18 pesos quincenales por concepto "antes renta Fovissste; ahora préstamo hipotecario".

La tarde del jueves 28 de febrero, minutos después de haber bloqueado la calle Morelos, se acercó a ellos Gerardo de Alba Castillo, secretario general de la Sección 35, quien les ofreció un camión para viajar a Saltillo, y ante la negativa argumentó que podían arrepentirse, pues su movimiento era perjudicial para ellos.