Nicoletta Mantovani, la viuda del cantante de ópera Luciano Pavarotti fallecido la semana pasada pasa al contraataque: Desde hace días circulan en Italia rumores sobre una presunta crisis matrimonial con el cantante y ahora amenaza con poner una demanda para atajar la "campaña de difamación".
Roma, Italia.- Mantovani, de 37 años, afirma en un mensaje emitido por sus tres abogados que quiere actuar contra las innumerables "conclusiones y suposiciones" que "envenenan la atmósfera de duelo en la que se encuentran todos los que amaron y admiraron a Luciano".

Se trata de una "campaña de difamación" contra la que Mantovani presentará una demanda en caso de ser necesario, según informa hoy el diario romano "La Repubblica", que se remite al escrito de los juristas.

Días después del entierro de "Big Luciano" en Italia comenzaron a circular pos posibles rumores sobre una disputa de la herencia. Al parecer el "tenorissimo" modificó su testamento antes de morir porque no era feliz en el matrimonio con su segunda esposa.

"Desde hace un par de años Nicoletta me tortura, me deja totalmente solo, me aisla, ni siquiera los amigos vienen a visitarme, y habla mal de mi hija", citaron los medios a una buena amiga y persona de confianza del cantante, la doctora Lidia La Marca.

Mantovani piensa "siempre sólo en dinero, viene con documentos que tengo que firmar", relató la médica que le dijo el cantante. "O me pego un tiro en la cabeza o nos separamos", ijo el tenor según contó La Marca.

Pavarotti, de 71 años, y su ex secretaria se casaron en 2003 y tienen una hija en común. En su primer matrimonio el maestro tuvo tres hijos.