LA JORNADA
México, D.F. .- El América no deberá confiarse para nada en su visita de este jueves al Santos de Brasil, en el cotejo de vuelta de cuartos de final de la Copa Libertadores, coincidieron jugadores y el técnico interino Juan Antonio Luna.
Al término de la práctica a puerta cerrada, este domingo, el timonel accedió a hablar con los medios. Aceptó que tendrán presión cuando enfrenten al conjunto sudamericano, pese a llegar con ventaja de 2-0, "porque sabemos que se puede remontar".

Aunque desea repetir la alineación que presentó en el cotejo del pasado jueves, porque "ya salió un poco del ácido láctico" del anterior partido, tiene la duda con Carlos Sánchez, quien tenía un juego regular, pero resultó con un fuerte golpe en la columna del que aún no se recupera.

Luna no descartó la posibilidad de escribir una historia de triunfo con el equipo de Coapa en el certamen continental al poder meterse a la semifinal, donde, de ganar el Atlas, podría inclusive darse un encuentro entre los dos planteles mexicanos, aunque por ahora sólo desea pensar en el Santos.

Se buscará "jugar como en los tres partidos anteriores. Vamos a tratar de mantener el orden defensivo, pero también de cuidar la cuota ofensiva que necesitamos", para lo cual evitarán alguna anotación del Santos, que de entrada requiere al menos tres goles para dar la vuelta al marcador y echar fuera a las Aguilas.

Respeto a Chivas

Sobre la eliminación de Chivas, el pasado sábado del campeonato local, y las palabras de burla del dueño del conjunto tapatío sobre el América, Luna apuntó que respeta "al señor (Jorge) Vergara, y la verdad no me alegro de que hayan eliminado al Guadalajara, ya que es un equipo representativo de México (...) pero así es el futbol".

Antes, afuera de las instalaciones de Coapa, el portero Guillermo Ochoa dijo que el América no ha ganado nada y "sigue sin ser favorito. Hemos sorprendido a muchos y esperamos seguir por esa línea", porque hasta ahora no hay nada definido.

Advirtió que el equipo no debe caer en "ninguna confianza", en el entendido de que el Santos "como local es muy complicado. Los equipos brasileños son difíciles y además tienen jugadores muy capaces".

En su oportunidad, Juan Carlos Silva estimó que el plantel está muy motivado, contento, pero sobre todo consciente de que tendrá que sacar un buen resultado para avanzar a las semifinales, aunque tampoco debe preocuparse si el arbitraje puede ser localista.