Notimex
Sao Paulo, Bra..- América de México buscará asegurar su pase a las semifinales de la Copa Libertadores cuando visite este jueves al Santos de Brasil, en el partido de "vuelta" de cuartos de final, al que llega con una ventaja de 2-0.
El estadio "Urbano Caldeira" de Sao Paulo será sede de este encuentro a desarrollarse a partir de las 21:50 horas local (19:50 del centro de México), con arbitraje del uruguayo Jorge Larrionda.

La escuadra americanista ha convertido una pesadilla en un sueño su actuación futbolística, y no quiere despertar, tras "resucitar" ante Flamengo, y su misión está puesta en colocarse como uno de los mejores cuatro equipos del continente.

Para ello llega a este duelo con una ventaja de dos goles, pero sobre todo, con un equipo que recordó lo que es jugar al balompié de manera colectiva, que renació mentalmente y en su espíritu, cualidades que estaban desaparecidas hace tres semanas.

De perfil discreto, Juan Antonio Luna apareció en el banco técnico por dos partidos, sin embargo, la suerte, la reacción de los jugadores y el hecho de haber puesto orden en su parado táctico le han dado resultados que lo tienen cerca de la semifinal.

Las dos únicas ocasiones en que América se instaló en estas instancias ocurrió en la Copa Libertadores del 2000 cuando dio cuenta del Bolívar de Bolivia, y el año anterior precisamente ante Santos que lo dejó fuera por marcador global de 2-1.

El juego no será nada sencillo, Santos, como todo equipo brasileño, es muy peligroso, más aún en casa y con la necesidad de conseguir dos tantos, sin recibir, para obligar la definición en penales, o en su caso marcar tres, y mantener su meta intacta, para avanzar.

Esta situación le da alguna ventaja al conjunto "azulcrema" de buscar el espacio largo, sin echarse hacia atrás, con el "pequeño gigante paraguayo", Salvador Cabañas, quien llevará el peso de la ofensiva.

Aún quedan 90 minutos para que América escriba otra página de gloria en esta Copa Libertadores, o que Santos haga lo propio y tome revancha a nombre de Flamengo.