El Universal
El ex candidato presidencial acusa que la 'mafia' de Los Pinos impuso a los consejeros del IFE y el Tribunal Electoral, por lo que hay riesgos en las próximas elecciones
TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.-Andrés Manuel López Obrador advirtió riesgos de retroceso democrático y de fraude en la elección del próximo 5 de julio, a favor de los candidatos del PAN y el PRI, por las complicidades del gobierno federal con las autoridades electorales federales y por las repercusiones del narcotráfico y el crimen organizado.

"Sí hay riesgos, porque la banda más peligrosa está en Los Pinos, están en manos de esa gente, bandidos de esa mafia impusieron a los consejeros del IFE y el TRIFE, los cuales están al servicio de esa mafia", sostuvo el ex candidato presidencial.

López Obrador llegó a esta capital al cierre de los trabajos de precampaña y para apoyar a los precandidatos de la coalición "Salvemos a México" ( PT- Convergencia), entre ellos a su hermano Pío Lorenzo López Obrador, quien busca contender por la diputación federal del Noveno Distrito Electoral de la zona oriente de Tuxtla Gutiérrez.

En conferencia de prensa, el político tabasqueño expresó su respaldo a quienes serán candidatos de dicha coalición y algunos abanderados del PRD. Asimismo llamó a no votar por el PRI ni el PAN, los cuales son responsables de la tragedia nacional, aseveró.

"Respeto mucho a los priistas y panistas de abajo, quienes están esperanzados como la mayoría del pueblo, pero arriba, comen en el mismo plato Salinas y Fox, Calderón y Manlio Fabio Beltrones, la cacique Elba Esther Gordillo y el secretario de Gobernación Gómez Mont", sostuvo.

Andrés Manuel López Obrador aseguró que ex presidentes mantienen injerencias en el gobierno del presidente Calderón.

"Cuando el ex secretario de Comunicaciones Téllez dio a conocer que Salinas se robó la mitad de la partida secreta, pensó que la iba a librar, pero olvidó que Salinas es rencoroso, éste le habló a Calderón, a quien le dijo me lo quitas", indicó.

Puntualizó que el actual proceso electoral está permeado por las repercusiones del fraude electoral del 2006, " porque no se respetó el voto ciudadano; de por sí esta elección intermedia no está generando mucho interés, por lo que los candidatos deben construir los votos , ir casa por casa.

López Obrador encabeza actos proselitistas en cuatro colonias populares de esta capital.