El Universal
Se reúne López Obrador con miles de personas en la explanada de la delegación Iztapalapa; llama a sus seguidores a mantener la resistencia civil
Al celebrar la victoria política en Iztapalapa, que él mismo diseñó, para que a través del PT Clara Brugada llegue a la jefatura delegacional, Andrés Manuel López Obrador llamó a sus seguidores a mantener la resistencia civil, y anticipó que en esta tarea tendrán una tarea primordial los nuevos diputados del PRD, PT y Convergencia, a quienes pidió que se paren firmes "y si es necesario tomen la tribuna (de la cámara de Diputados), declare en Huelga Legislativa hasta que se rechace todo aquello que signifique seguir oprimiendo al pueblo", dijo.

Ante miles de personas reunidas en la explanada de esa delegación, el ex candidato presidencial dijo que si es necesario, los diputados afines a su movimiento tomarán la tribuna para evitar que se cometa la infamia de cobrar impuestos en alimentos y medicinas.

Insistió en que "la mafia" del PRI y el PAN "en vez de pensar en una reforma progresista fiscal, para que pague más el que tiene más, van a querer cometer la infamia de cobrar impuestos por la comida y por las medicinas y ahí es a donde queremos a nuestros diputados", dijo el tabasqueño en medio de una gran ovación.

Acompañado del jefe delegacional electo por el PT, Rafael Acosta "Juanito" y por la perredista Clara Brugada, López Obrador también expuso que en términos políticos "debemos ir pensando que en el 2012 tendremos otra cita con la historia, pues es evidente que la mafia del poder ya está promoviendo a Enrique Peña Nieto como candidato a la presidencia", agregó.

En este punto, el ex candidato presidencial dijo que en este movimiento que él encabeza se postulará a quien esté mejor posicionado para esa fecha. Aquí fue interrumpido por las miles de personas congregadas en la explanada, quienes al unísono gritaron su nombre.

Pero López Obrador logró acallar esta muestra de apoyo al señalar que lo más importante es el proyecto y dejarle en claro a la población que tendrá la oportunidad de decidir entre dos visiones distintas de nación.

En su mensaje, que tardó aproximadamente 30 minutos, el ex candidato presidencial lamentó que a nivel nacional las elecciones del pasado domingo se celebraron en medio de un gran desaseo, con la ingerencia del PRI y el PAN y otras organizaciones políticas cuyo nombre no mencionó, pero que según él destinaron 20 mil millones de dólares del presupuesto público para entregar despensas, vales, materiales de construcción y condicionar programas sociales en toda la república.

Pero en este punto destacó la lección que dieron los comicios en Iztapalapa, pues dijo que la mafia del poder no es invencible y pidió a Rafael Acosta que honre su palabra y no se deje guiar por el canto de las sirenas y caer en tentaciones.

Durante este mitin de celebración en la explanada de Iztapalapa, se colocaron en postes de luz y otras estructuras varias mantas en las que se le exigía a "Juanito" cumplir su palabra de que renunciará a la jefatura delegacional para entregarle el cargo a Clara Brugada.

"Juanito", quien por cierto llegó 20 minutos tarde al evento, presumió en todo momento la constancia que lo convierte en jefe delegacional y lució su acostumbrada banda tricolor que en lugar de su apodo tenía ahora la leyenda "Delegado".

Cuando tomó la palabra, Rafael Acosta no se cansó de decir que gracias al PT y a él, Clara Brugada se convertirá en jefa delegacional. Él mismo se echaba porras al gritar ante el micrófono: "¡Juanito, Janito, Juanito!", para luego pedir ovaciones a favor del PT.