El Universal
Unas fotografías publicadas hoy por el diario británico The Sun muestran a la cantante bajo los estragos de estupefacientes tras una visita a un club nocturno de Londres
La cantante británica Amy Winehouse, que había pasado una temporada en la isla caribeña de Santa Lucía para evitar el consumo de drogas, al parecer volvió a recaer en las adicciones.

De acuerdo con información del diario The Sun, la diva del soul pasó 48 horas de "descontrol" durante las cuales consumió drogas y tras las que fue fotografiada con restos de cocaína en la nariz.

La cantante de 25 años fue captada mientars se divertía en un club nocturno de Londres, The Queens, que se encuentra ubicado en el barrio exclusivo de Primrose Hill a donde acudió con algunos de sus amigos.

Entre las personas que acompañaron a la interprete de Rehab a su pub favorito se encontraba su ex novio Kristian Marr y David Gest.

La publicación destacó que los indicios de su recaída son claros, "la nariz con polvo blanco, su camiseta mojada, un dedo quemado, sus uñas sucias y un aspecto general muy desprolijo".

Agrega que Winehouse ni siquiera podía ponerse en pie cuando llegó al club, cerca de las 20:45, y señala un testigo que a la llegada del grupo "todos se quejaron de su presencia".