El Universal
Ya tiene el proyecto de un cortometraje que ella dirigiría y protagonizaría
La actriz Ana Claudia Talancón fundará, a más tardar la próxima semana, su propia productora con la cual ya tiene en cartera un cortometraje que ella misma dirigiría y protagonizaría.

Vía telefónica desde la ciudad de Los Angeles, la estrella de Arráncame la vida y El crimen del Padre Amaro eleva su voz para anunciar la nueva que desde hace tiempo viene cocinando.

"Creo que en la medida en que queramos realmente influir en los productos finales, tiene que ser de hágalo usted mismo, metiéndose a fondo. El único guión que se tiene ahorita es una ficción que escribí, que lleva un mensaje simple con el cual me identifico, que ya verán. Yo dirigiría y actuaría, y mi casa productora haría lo suyo", añade.

Su nueva empresa se llamará Anatalanc Films. La actriz de 29 años suma así su nombre al de Martha Higareda, Diego Luna y Gael García Bernal, quienes ya han creado su productora.

"Voy a ver qué proyectos se presentan en el futuro, apenas voy a avisar a la gente, a organizar todo", señala Talancón.

La actriz nacida en Cancún, Quintana Roo, es uno de los rostros mexicanos más conocidos en el mundo.

Para la industria estadounidense ha trabajado en películas como Alone with her, Amor en los tiempos del cólera, Fast food nation (con la que pisó el Festival de Cannes) y acaba de tener una actuación especial, al lado de Wilmer Valderrama, en The Dry Land, una historia sobre un ex combatiente en Irak.

La próxima semana estará en Madrid, España, promocionando el estreno de Arráncame la vida y, a fines de año, se le verá en el filme El último justo, una película en la que se aborda el asesinato de un grupo de personas encargadas de vigilar el equilibrio en el mundo.

¿Algo más? Ana Claudia fue una de las cuatro actrices favoritas por parte de productores, directores, escritores y guionistas de acuerdo con una encuesta levantada por KIOSKO.

Y por si fuera poco, este domingo correrá 10 kilómetros en un evento de la Fundación Aquí Nadie se Rinde (que ayuda a niños con cáncer), para reunir fondos que ayuden a la investigación relacionada con el sarcoma.

"Ya tengo casi dos años apoyando a la fundación y estoy supercontenta. Tengo relación con muchos de los niños y te das cuenta de las necesidades que tienen. Creo tener buena condición, voy a hacer los 10 kilómetros, a veces caminando, pero mi meta es terminarla. No ganarla, pero sí llegar al final".

Los interesados en inscribirse, informa, pueden acceder a la página www.anser.org.mx. El costo es de 200 pesos en adultos y 100, en niños.

-¿La actuación es una carrera de resistencia?

-Definitivamente, tienes que mantenerte, no sólo es el trabajo de estar en las filmaciones sino de estar preparado todo el tiempo, leyendo, investigando.

-¿Cuáles son los obstáculos que has tenido? Dicen que siendo bonito o bonita es más fácil.

-La belleza estética no es algo que te ayuda o impida tener trabajo. En México y aquí (EU), hay muchas caras bonitas, lo que te da oportunidades es el conocimiento histriónico.

Los obstáculos a los que me enfrenté fueron otros. Yo no vivía en el DF; entonces las locaciones, los proyectos, tomando en cuenta que antes el cine en México era corto, lo hacía una limitante.

Por eso fue que me cambié primero de Cancún y luego llegué a EU a ver dónde había oportunidades, y no sólo en cuanto a personajes, sino en historias.

-¿Hay discriminación en Estados Unidos por ser mexicana?

-No, lo que he sentido es la competencia, hay muchas personas intentando sobresalir y la información no siempre te llega en el momento exacto para poder estar en un proyecto. Se juntan muchas cosas. Como ser la última que pasa en un casting, luego de que el director vio a otras 18 mil, y pues ya no te toma en cuenta.

Otra barrera contra la que sigo luchando es el acento perfecto estadounidense que aquí quieren y pues hay que luchar con la dicción, la naturalidad, cuando tu idioma materno es el español. Sí creo que he perdido varios papeles por la pronunciación, en el último año y medio me he metido más a ensayar el acento y ya no lo tengo tanto.

-¿Cómo va el proyecto de cine sobre unas personas atrapadas en el elevador?

Están tratando de conseguir dinero. Se llama La noche del año nuevo y yo sería socia de una de las personas que se queda atrapada. Sé que quieren a ciertos actores que cobran millones.