Notimex
La Cámara de Diputados impulsa una reforma para agilizar el otorgamiento de patentes a medicamentos, eliminar trámites burocráticos y obligar a la Secretaría de Salud y a la Cofepris a verificar su eficacia de forma más expedita.
México.- "La reforma a la Ley General de Salud busca activar a la industria farmacéutica en estos momentos de crisis, ya que en ocasiones gastan más en trámites administrativos y burocráticos para obtener o renovar una patente, que en investigación y desarrollo de nuevos fármacos", dijo el diputado Fernando Enrique Mayans Canabal.

En entrevista en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el diputado federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) expuso que actualmente la ley no establece plazos para la renovación de registros.

Además la legislación contempla que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) realice visitas a los laboratorios con costo a las empresas farmacéuticas.

Mayans Canabal detalló que se estima que existen casi 10 mil registros sanitarios, de los cuales mil 500 son considerados como innovadores y ocho mil 500 son genéricos.

"Esto quiere decir que la renovación de los registros y los estudios de bioequivalencia e intercambiabilidad que se harían en cinco años. Ahora se requiere hacer 10 mil registros por año, cuando originalmente, con cinco años, eran de dos mil", lo cual es inviable y pone el riesgo a la industria nacional, consideró.

Mayans Canabal agregó que la industria farmacéutica tendría erogaciones millonarias en corto tiempo, pues "de no llevarse a cabo la reforma que proponemos en esta iniciativa" sólo para los registros sanitarios gastarían más de 15 mil millones de pesos en un año.

Con el respaldo de la diputada priista Lorena Martínez, propuso reformas al Artículo 376 de La ley General de Salud, que amplían el plazo de cinco años para que los titulares de los registros sanitarios de medicamentos otorgados por tiempo indeterminado los sometan a revisión para obtener la renovación del registro.

"La renovación se otorgará únicamente cuando la Secretaría haya constatado la seguridad y eficacia terapéutica de los medicamentos, de conformidad con las disposiciones reglamentarias vigentes", establece la propuesta.

"En caso contrario las autorizaciones otorgadas para tiempo indeterminado se entenderán como revocadas para todos los efectos legales y administrativos a que haya lugar", añade el documento.

Precisa también que los titulares de los registros sanitarios tienen 90 días naturales, a partir de la publicación de las disposiciones reglamentarias, para la renovación del Registro Sanitario de Medicamentos en el Diario Oficial de la Federación.