Berlín, Alemania.- La película de Paul Thomas Anderson "There Will Be Blood", con Daniel Day-Lewis, lidera las quinielas para el Oso de Oro de la Berlinale que mañana entregará el jurado del festival, que preside el director griego Constantin "Costa" Gavras.
La producción estadounidense ocupa el primer lugar de la clasificación tanto de la revista "Screen", que publica a diario el festival y que recoge las opiniones de críticos internacionales, como del diario "Der Tagesspiegel", con la de los colegas alemanes.

Bien colocados asimismo están Mike Leigh, con su comedia "Happy-Go-Lucky", seguido del documental sobre las torturas a presos iraquíes en Abu Ghraib "Standard Operating Procedure", de Errol Morris.

La mexicana "Lake Tahoe", de Fernando Eimbcke, está asimismo destacada y entre pasillos del festival se da como firme candidata a algún buen premio, aunque no sea el Oso de Oro, por su valor de "descubrimiento" de un representante del nuevo cine latinoamericano.

Mientras algunos entusiastas la califican de mejor película del festival, otros, los locales, apuntan a la alemana "Kirchblütten", de Doris Dörrie, y otros hacia la iraní "Avaze Gonjeshk-Ha", de Majid Majidi.

Para el Oso de Plata al mejor actor se cuenta asimismo con Day-Lewis, Elmar Wepper, protagonista del citado film alemán, así como con Nani Moretti, de la italiana "Caos calmo", o Ben Kingsley, el protagonista masculino del film de Isabel Coixet "Elegy".

Tilda Swinton, por su desgarrado papel de alcohólica y secuestradora de niños en "Julia", Kristin Scott-Thomas, por "Il y a longtemps que je t'aime", y Sally Hawkins, por la película de Leigh, son las favoritas al premio como mejor actriz.