AN no se flexibiliza sobre alianzas
Cd. de México.- El grupo parlamentario del PAN se resiste a flexibilizar el capítulo de coaliciones, como quieren los llamados partidos emergentes; tal posición complica que el proyecto del nuevo Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) pueda ser aprobado por unanimidad por todas las fuerzas políticas.
Hoy, las comisiones de Gobernación y de Estudios Legislativos de las cámaras de Senadores y de Diputados se reunirán en busca de alcanzar el consenso para así dictaminar y votar la iniciativa.

Los partidos emergentes demandan que no cambie el texto vigente del Cofipe en coaliciones, pues favorece la obtención del 2% para conservar el registro nacional (la disposición se ha denominado la cláusula de la vida perpetua), pues no quieren una redacción que los obligue a valerse por sí mismos en los próximos comicios.

Con la legislación actual, en las elecciones de cada tres años (diputados) y cada seis años (presidencial, diputados y senadores) los partidos pequeños, en coalición tendrían más posibilidades de conservar su registro; en caso de no llegar al 2%, el aliado podría proporcionarles los puntos que le faltan para alcanzar esa cifra.

Según el diputado Alberto Anaya, del PT, la iniciativa de nuevo Cofipe pretende perpetuar a los grandes y acabar con los chicos.

Por eso, en su opinión, el objetivo de los grandes (PAN y PRI sobre todo) es contar con reglas que extingan a los emergentes.

No está conforme con la propuesta de la iniciativa para que sólo en caso de que el partido emergente llegue a 1% de la votación reciba el apoyo en puntos porcentuales de su fuerza aliada.

Prefiere que se queden las cosas como están, para que con un convenio, los coaligados fijen la repartición de los puntos que juntos logren en la competencia.

En de esta discusión, Arturo Núñez Jiménez, del PRD, es de la idea de que existan dos opciones en la ley para los coaligados: tendrían que decidir en un convenio si se reparten el porcentaje de votación o si cada partido sólo registraría el porcentaje de la suma individual de sufragios.

Para los panistas ha llegado el momento de que cada partido se valga por sí mismo para conservar su registro nacional; sólo considerarían la posibilidad de flexibilizar su posición si PVEM, PT, Convergencia, Alternativa y Nueva Alianza se comprometen a votar en favor del nuevo Cofipe.

La bancada priísta afirma estar abierta a la discusión, a revisar las diferentes propuestas.

El diputado petista Alberto Anaya criticó a los perredistas porque están cayendo en el juego del PAN y del PRI. "Creen que vamos hacia un tripartidismo y se equivocan; el PRD tiene demasiados problemas en los estados, están divididos por sus tribus y la nueva ley no los favorecería", asegura el legislador.

Se queja también de que no hay equidad en el reparto de los tiempos oficiales para la difusión de la propaganda de los partidos, porque en el caso de los coaligados, se les trataría como si fueran sólo una fuerza política.

Tampoco acepta que se prohíba el uso de plásticos para la propaganda que se colocaría en la vía pública. La iniciativa plantea que se utilicen preferentemente materiales reciclables y de fácil degradación natural.

De aprobarse hoy el dictamen en las comisiones, mañana entraría al pleno del Senado.