La prensa británica destaca hoy el curioso gol que anotó en la noche del martes el portero del Nottingham Forest frente al Leicester City, sin oposición alguna y a los 23 segundos de comenzar el partido.
Londres, Inglaterra.- El suceso guarda más relación con un caso de deportividad en el fútbol que con la compra de partidos, según relata "The Sun".

Todo comenzó hace tres semanas, cuando el partido de segunda ronda de la Carling Cup que enfrentaba a Nottingham Forest y Leicester City tuvo que suspenderse cuando el defensa del Forest Clive Clarke sufrió un fallo cardiaco.

El partido en ese momento reflejaba un 1-0 a favor del equipo de Clarke pero se vio cancelado por el temor de que el futbolista perdiera la vida, informa la agencia PA.

Por esta razón, los 'Zorros', apelativo del Leicester, decidieron que lo justo era permitir al equipo rival anotar en la reanudación de la eliminatoria.

De esta forma, Paul Smith, portero del Nottingham Forest, avanzó entre las líneas del Leicester y anotó un gol inédito después de 23 segundos y sin que ningún defensa le acosara. Fue el primer gol de su carrera.

"Informamos al Forest de nuestras intenciones 20 minutos antes del comienzo del partido y yo señalé a su portero como encargado de anotar para evitar cualquier sospecha por las apuestas", declaró Gary Megson, entrenador de los 'Foxes'.

Por su parte, el presidente de este club explicó que el gol "es un regalo del Leicester al Forest por la magnífica forma con la que reaccionaron" al incidente de Clarke, que ya ha vuelto a los entrenamientos.

El Leicester recibió hoy la felicitación de la Liga de Fútbol por este acto de deportividad.

El partido finalizó con la victoria final del Leicester, que remontó el gol inicial del meta del Forrest y se llevó el partido por un marcador final de 3-2 y avanzan a tercera ronda, en la que se enfrentarán al Aston Villa.