Notimex
Roma.- El líder de la oposición Silvio Berlusconi anunció hoy que en las elecciones de abril competirá bajo un único símbolo, el del Pueblo de la Libertad, que aglutinará a su partido, Forza Italia, Alianza Nacional y a 'todos los que quieran unirse'.
'No estará el símbolo ni de Forza Italia, ni el de Alianza Nacional, estará el del Pueblo de la Libertad bajo el que se unirá un grupo parlamentario único', declaró Berlusconi al participar en el programa televisivo Mattino 5.

Precisó que su otro tradicional aliado, la ex separatista Liga del Norte, de Umberto Bossi, se confederará con el Pueblo de la Libertad (la nueva formación política promovida por Berlusconi).

'La Liga, por su posición de partido territorial, enrraizado sobre todo en cierta parte del norte, se confederará con el Pueblo de la Libertad y dentro del Pueblo de la Libertad serán acogidos todos', dijo.

'Espero que también la (centrista) UDC (Unión Demócrata Cristiana) y todos los representantes de formaciones más pequeñas que querrán unirse a nosotros', agregó.

Adelantó que hoy mismo hablará con Bossi y con el líder de Alianza Nacional, Gianfranco Fini, 'para definir los detalles' de esa nueva alianza de cara a las elecciones anticipadas convocadas tras la caída del gobierno de centroizquierda de Romano Prodi.

Berlusconi, de 71 años, descartó responder al reto que le lanzó el líder del Partido Democrático, Walter Veltroni, quien anunció que esa formación política, la principal de la centroizquierda, competirá sola en los comicios e invitó al Cavaliere a hacer lo mismo.

'No hay ninguna respuesta mía respecto a la decisión de Veltroni. El líder del Partido Democrático ha tomado una decisión que no debe atribuirse a la valentía, sino a la necesidad de quitarse de encima el abrazo mortal de la izquierda radical, con la cual no pudo ponerse de acuerdo en menos de dos años de gobierno', señaló.

Se refería a la coalición de centroizquierda de la Unión, de Prodi, que incluía al Partido Democrático y a una decena más de formaciones políticas, entre ellos los partidos Refundación Comunista, de los Comunistas Italianos, Verde o Radical.

Según Berlusconi, la nueva formación de derecha es 'un amplio movimiento que une a todos los italianos que no se reconocen en la izquierda y que comparten los valores que han permitido la libertad en todas las democracias occidentales'.

'Es un gran movimiento de liberales y de moderados italianos, dado que nuestros electores quieren permanecer unidos', declaró.

En lo que se refiere al programa electoral, dijo que se someterá a la opinión de los ciudadanos la definición de las prioridades.

'Presentaremos un programa bajo forma de iniciativas de ley e indicaremos cuantos temas aprobaremos en el primer consejo de ministros, cuantos en el segundo y así sucesivamente durante los primeros 100 días (de gobierno)', añadió.

'Con las eleciones se podrá remediar la herencia que deja Prodi, con los daños incalculables provocados por la emergencia de basura en Campania, (inmigrantes) ilegales a montones con el consecuente aumento de la criminalidad, italianos más pobres y más miedo e inseguridad', insistió.

Dijo que aunque él no había soñado las elecciones anticipadas, era una previsión que se convirtió en realidad, debido a que la izquierda perdió la mayoría por implosión, desde su interior pues dentro de la coalición que sostenía a Prodi 'había diferencias en prácticamente todos los temas importantes'.

La caída del Ejecutivo de Prodi, que renunció el pasado 24 de enero al no superar un voto de confianza en el Senado, compactó a la oposición de derecha, que se había dividido luego de que en noviembre pasado Berlusconi anunció la formación del Partido del Pueblo de las Libertades.