Notimex
Londres.- El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, anunció hoy en Bagdad que la fuerza británica en la meridional región iraquí de Basora será reducida en mil efectivos hacia fines de año, reportó la cadena informativa británica BBC.
El Reino Unido tiene actualmente cinco mil militares en el aeropuerto local después de su retiro del Palacio de Basora, que era su última base en la ciudad propiamente dicha.

Brown llegó este martes a Bagdad en su primera visita a Irak como primer ministro, con el objetivo de reunirse con prominentes líderes políticos iraquíes, incluyendo al primer ministro Nuri Maliki.

También tiene previsto reunirse con el comandante de las fuerzas estadunidenses en Irak, general David Petraeus.

El primer ministro fue llevado en helicóptero a la fortificada Zona Verde, que alberga la mayoría de las instituciones gubernamentales, después de su llegada al aeropuerto internacional de Bagdad.

Brown pronunciará la semana próxima un discurso ante la Cámara de los Comunes respecto al futuro de la misión británica en Basora.

Asesores del primer ministro le han dicho que una vez que la principal tarea de las tropas británicas sea el entrenamiento de las fuerzas iraquíes, la cifra podría reducirse a tres mil, de acuerdo con BBC.

Se prevé que las fuerzas británicas permanezcan en Basora por dos años más en una misión de "supervisión", que incluye asesorar y entrenar a las tropas iraquíes.

Brown "quiere abordar la situación de seguridad en Basora, las perspectivas para que los iraquíes se hagan cargo, y los tiempos para ello", dijo un funcionario británico citado por el periódico Daily Telegraph. "Esta es parte del proceso de preparar y finalizar la declaración ante el Parlamento la próxima semana", añadió.

Fuentes del gobierno dijeron al rotativo que Brown pronunciará un discurso ante la legislatura el lunes próximo y que abordará el tema de cuándo la seguridad de toda la provincia de Basora puede ser confiada a los iraquíes.

El líder del Partido Conservador del Reino Unido, David Cameron, manifestó a BBC que "si es posible ahora entregar la responsabilidad progresivamente al ejército iraquí y traer más de nuestros soldados a casa, entonces él (Brown) ciertamente tendrá mi apoyo.

A su vez, el cónsul general británico en Basora, Richard Jones, dijo a BBC que los residentes temen que se produzca una guerra abierta entre milicias rivales una vez que el Reino Unido haya cedido la responsabilidad por la seguridad a las fuerzas locales.

El Ministerio de Defensa divulgó recientemente que la transferencia de la responsabilidad está programada para este otoño.