Notimex
Moscú.- El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, Gholam Reza Aqazadeh, anunció hoy que su país produjo, por primera vez, su propio combustible nuclear para el reactor de agua pesada que construye en la región iraní de Arak.
'Hemos producido pastillas de combustible que serán usadas para el reactor de 40 megawatts en Arak (centro de Irán) el próximo año', indicó el funcionario iraní en declaraciones a la agencia de noticias de la república islámica, IRNA.

La planta en Isfahan será capaz de proveer combustible al reactor de Arak en la primera mitad de 2008, a fin de que éste comience sus operaciones en 2009, cuando sustituirá al entregado por Estados Unidos antes de la Revolución Islámica (1979).

El reactor de Arak, cuya construcción inició en 2004, y la planta de Natanz son los complejos más polémicos del programa nuclear iraní, con el que Teherán podría estar desarrollando armamento, según Estados Unidos y otros países occidentales.

El combustible gastado de los reactores de agua ligera puede utilizarse para producir plutonio, material que sirve para la fabricación de armas nucleares, de hecho Teherán ha estado enriqueciendo uranio para obtenerlo.

Irán defiende su derecho a la energía nuclear y asegura que su programa tiene fines pacíficos como la generación de electricidad, sin embargo el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) le impuso dos rondas de sanciones desde diciembre pasado.

El máximo órgano ejecutivo del organismo mundial está listo para impulsar nuevas sanciones contra la república islámica, una vez que reciba un reporte del Alto Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Javier Solana.

El reciente reporte de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) sobre las actividades nucleares iraníes, que refirió transparencia en su programa atómico y colaboración, también será tomado en cuenta por el Consejo al considerar nuevas restricciones.