Karina Byrne, portavoz del UBS, el principal banco de Suiza, dijo a Efe al finalizar la audiencia que estaban muy complacidos con el aplazamiento y calificó como positivo el hecho de que el Gobierno estadounidense esté dispuesto a discutir en las próximas dos semanas y negociar una solución para el caso.
Miami, EU.- Un juez de Estados Unidos aceptó hoy aplazar hasta el 3 de agosto un juicio contra el banco suizo UBS para que suministre información de sus clientes estadounidenses, de los que se sospecha que pueden haber incurrido en fraude tributario.

El magistrado Alan Gold dio a conocer su decisión en una breve vista judicial celebrada hoy en un tribunal de Miami, tras recibir el domingo una solicitud del UBS y el Gobierno estadounidense para retrasar el juicio mientras intentan alcanzar un acuerdo extrajudicial.

Karina Byrne, portavoz del UBS, el principal banco de Suiza, dijo a Efe al finalizar la audiencia que estaban muy complacidos con el aplazamiento y calificó como positivo el hecho de que el Gobierno estadounidense esté dispuesto a discutir en las próximas dos semanas y negociar una solución para el caso.

Byrne añadió que el contenido de un probable acuerdo será discutido entre los Gobiernos de EE.UU. y Suiza y el UBS no podrá hacer comentarios al respecto.

El juicio acapara la atención de la banca internacional, porque puede afectar el secreto bancario suizo.

Las autoridades estadounidenses han pedido al UBS revelar las informaciones de 52.000 clientes estadounidenses que son sospechosos de mantener cuentas bancarias "off shore" para evitar el pago de impuestos.

Pero el Gobierno suizo ha advertido que si el banco suministra esa información, habrá violado el secreto bancario que está protegido en la legislación helvética.

Gold la semana pasada ordenó al Departamento de Justicia de Estados Unidos explicar las medidas que estaba dispuesto a implementar para que Suiza suministre la información, incluyendo si considera el decomiso o sindicar los activos del banco suizo UBS en este país.