Rolando Franco
El subdelegado de la PGR, Jaime Hernández Ponce, se negó a proporcionar información en torno a la proliferación en Saltillo de las maquinitas tragamonedas y de las denominadas loterías clandestinas.
El funcionario federal argumentó estar vetado para tratar cualquier tema y que sólo el área de comunicación de la PGR en Torreón estaba autorizada para dar información a la prensa. "No puedo dar información.

La orden es que todo se maneje a través del área de Comunicación Social en Torreón", dijo el subdelegado al ser abordado por Vanguardia, cuando salía de su oficina rumbo a una reunión "urgente".

"Si quieres te puedo atender más tarde, pero ahorita voy de salida. Aunque, te repito, yo no estoy autorizado para dar información", señaló el funcionario federal.

Sin embargo, trascendió que dicha corporación prepara ya un sorpresivo golpe a los también llamado "pocitos", así como en contra de las maquinitas.

Aunque en diversas ocasiones la PGR ha emprendido operativos en los cuales son clausurados los establecimientos donde se efectúan las loterías y se han realizado decomisos de maquinitas, ninguno de los dos negocios ilegales han podido ser erradicados por la autoridad federal.

Propietarios de estos giros han asegurado en otras ocasiones que elementos de la PGR y de otras corporaciones reciben cuotas semanales para que puedan operar tranquilamente.